El Headhunter (cazatalentos)

Caifás Jewish se encontraba en su despacho de la Jordan Consulting Corporation. En la que llevaba trabajando desde el año 1 a. C. Debía a cabar un informe que debía remitir en la próxima caravana de mercaderes que se dirigían a Nazaret al día siguiente. El destinatario del informe, Jesús Nazareno, era el accionista mayoritario de una importante compañía de carpintería y ebanistería en Nazaret. El Señor Nazareno había acudido a Jordan Consulting Corp. para solicitar un informe sobre varios candidatos preseleccionados para un nuevo proyecto que tenía entre manos. El texto del informe decía así:
Estimado Sr. Nazareno:
Gracias por depositar su confianza en nuestra compañía al encargarnos realizar el screening sobre al currículum vitae de los doce hombres que ha seleccionado para confiarles puestos de responsabilidad en su nueva organización.
Todos ellos han sido sometidos a una batería completa de test y a una entrevista personalizada con nuestro asesor psicólogo. Los resultados han sido computerizados a fin de estudiar sus aptitudes para el puesto.
Nuestro gabinete ha llegado a la conclusión de que la mayoría de sus candidatos carecen de experiencia, no tienen formación adecuada, ni aptitudes para el tipo de empresa en que usted proyecta lanzarse. No tienen espíritu de equipo.
Para plena satisfacción y resultados, le recomendamos nuestros servicios de selección de personal a fin de hallar candidatos con experiencia en gestión de empresas y de probada competencia.
INFORME de CANDIDATOS:
Simón Pedro es emocionalmente inestable, con tendencia a los cambios de humor.

Andrés carece totalmente de la capacidad de asumir responsabilidades.

Los hermanos Santiago y Juan de Zebedeo ponen sus intereses personales por encima de su entrega a la empresa.

Tomás tiene tendencia a discutir y comprobar personalmente los datos, lo cual puede frenar el entusiasmo del conjunto del equipo.

Además nos vemos en la obligación de informarle que Mateo figura en la lista negra de la Comisión del Gran Jerusalén para la Honradez en los Negocios.

Santiago, hijo de Alfeo, y Tadeo, tienen claras tendencias a la radicalización y ambos han obtenido una puntación alta en la escala maníaco-depresiva.

Sin embargo, uno de los candidatos tiene grandes posibilidades. Es capaz e imaginativo, con don de gentes y un claro sentido de los negocios. Está además muy bien relacionado con los círculos de poder. Le recomendamos encarecidamente que tome a Judas Iscariote como administrador y hombre de confianza. Está muy motivado, es ambicioso y no teme las responsabilidades.

El resto de los candidatos no merecen comentario.

Le deseamos los mayores éxitos en su nueva empresa.
Atentamente le saluda,
Jordan Consulting & Management Corp.

Advertisements

Anécdota de Anecdonet.com