Jugar con la tentación

Una tigresa de un circo se come el brazo de un vecino de Arganda del que se acercó a su jaula

MADRID | EFE

El hombre, de 32 años, metió su brazo derecho entre los barrotes de la jaula en la que se encontraba el animal

Una tigresa del Circo Nevada, instalado en el municipio madrileño de Arganda del Rey, arrancó y se comió ayer el brazo de un hombre de 32 años que se acercó a su jaula, según informó a Efe un portavoz de Emergencias 112.
El suceso ocurrió pasadas las ocho de la tarde de ayer sábado en el circo situado en el recinto ferial de Arganda, junto a la estación de tren, cuando, por causas que aún se desconocen, el hombre, que iba acompañado por su , metió su brazo derecho entre los barrotes de la jaula en la que se encontraba la tigresa y que estaba situada sobre un remolque, en el exterior de la carpa.

Fuente: Diario de Ibiza, SÁBADO 04
MARZO 2006

Las fuentes sanitarias precisaron que el animal «seccionó el brazo del hombre por debajo del codo y se lo comió», por lo que cuando los agentes del Seprona y de la Policía Judicial de la Guardia Civil llegaron al circo «sólo pudieron recoger los ». Al lugar también se desplazaron agentes de la Policía Local y una UVI móvil del SUMMA, cuyo personal sanitario atendió al hombre, vecino de Arganda del Rey y al que una empleada del circo le había hecho ya un torniquete.
El herido se encontraba consciente y hemodinámicamente estable y fue trasladado en la UVI del SUMMA al hospital Gregorio Marañón en aunque «sin compromiso vital».
En abril de 2003, un tigre del Circo instalado en Colmenar Viejo también arrancó y se comió el brazo de un trabajador de 28 años y nacionalidad ucraniana.