Dar la palabra debería bastar

Un contrato prohíbe hacer novillos en la Universidad de

Los estudiantes de la prestigiosa Universidad de Oxford puede que pronto tengan que renunciar a saltarse las clases y estudiar obligados por un contrato que está pensando implantar a sus alumnos esta institución británica.

En caso de salir adelante, el contrato ‘antinovillos’ también obligará a los universitarios a pagar las tasas de matriculación, que subirán el doble este año, por lo que el importe de la matrícula ascendería a 3.637 euros para el curso académico 2006-2007 en esta Universidad, una de las más prestigiosas de Gran Bretaña.

El borrador del contrato fue diseñado por el Consejo de británico, y cada universidad puede elegir si se acoge o no a su implantación.

Según el diario Times, el objetivo de estos contratos es proteger a las universidades de los pleitos que interponen algunos estudiantes que no alcanzan los títulos que desean por medio del estudio.

Fuente: AFP