Dar valor al reloj

Medir el tiempo

Un momentito puede ser mucho más rato.

Un chiste que habla de tratar de ser organizado, para armonizarse con el equipo.

‑Querido, me voy un momento a casa de la vecina. Vuelvo dentro de cinco minutos
-Bien, querida.
‑¡Ah! y no te olvides de mover el cocido cada media hora.

Más anécdotas: