Juntos no hay quien nos rompa

Los abuelos son aliados naturales de los niños. Un anciano quería explicar los valores de la familia a su nieto. Lo hizo con el siguiente ejemplo:

Continúa en Leer más…

Un abuelo está con un niño de corta edad, su nieto. El niño juega con una ramita.
El abuelo le invita: -dóblala; a ver si la rompes.

El niño lo hace así, y rompe la ramita.

– Ahora toma varias ramitas juntas.

El niño las toma en la mano.-¡a ver si las rompes ahora! El niño no pudo romperlas.

– ¿ves? Eso se parece a la familia. Juntos no hay quien nos rompa

( Ivars Rodríges, )