Cómo evitar casarse con un/a imbécil

COMO EVITAR CASARSE CON UN IMBECIL, GUIA PARA LOS DE
Fecha 7/2/2006 14:49:09 | el pentágono, «casamentero»

Agobiado por la elevada tasa de divorcios que las guerras han traído consigo, el Pentágono ha decidido meterse a "casamentero" y, directamente, tratar de evitar que su
personal se case con lo que llaman "un ". Para ello, bajo el programa "Cómo evitar casarse con un/a ", los capellanes de las Fuerzas Armadas
estadounidenses se han propuesto la labor de enseñar a los soldados a elegir a sus futuros cónyuges y a llevar sus relaciones prematrimoniales.

(sigue…)

La portavoz del Pentágono Martha Rudd explicó a EFE que el
programa, también llamado "Escoge un/a compañero/a", es la continuación
de la campaña "Construyendo familias fuertes", iniciada en 1999.

"El
Ejército cuenta con 55 de distintas confesiones religiosas
dedicados exclusivamente a asuntos familiares. Esta formación es parte
de su ministerio. Los jóvenes a veces toman decisiones equivocadas y
hay que tratar de que esto no ocurra", dijo Rudd.
El programa parte
del alto índice de divorcios registrado en el Ejército a causa de las
campañas bélicas que EEUU inició en Afganistán e , tras los
atentados de septiembre del 2001.

Las cifras son, según
el Pentágono, alarmantes. De los más de 618.000 militares en activo que
había en septiembre del 2001, se han desde entonces 95.000,
lo que representa el 15 por ciento.
El ideólogo de este plan es el
antiguo pastor y psicólogo John Van Epp, de Ohio, quien, a propósito
del nombre del programa, define como persona no recomendable
-"imbécil", es literalmente la palabra que utiliza el Pentágono- a
aquella "que tiene un problema que perjudica la relación y una
resistencia pertinaz a solucionarlo".

"En primer lugar,
en los cursos alertamos de las relaciones demasiado rápidas, que acaban
desembocando en una tasa muy alta de divorcios. Además, el Ejército
presenta unas peculiaridades como son el despliegue de tropas, los
cambios de destino y la adaptación a la cultura militar que lo hacen
especialmente sensible", dijo Van Epp.
Para ello, "Cómo evitar
casarse con un/a imbécil" insta a sus participantes a investigar el
contexto familiar de la pareja y sus relaciones previas.

Mike
Hepok, de Byron Center (Misuri), uno de los instructores de estos
cursos, aseguró a EFE que la flexibilidad es una de las principales
cualidades que un militar debe esperar de su pareja, ya que están
acostumbrados a moverse en entornos de órdenes rígidas y mucho control.

Asimismo, destaca que una buena constituye uno de los elementos clave para un matrimonio con un militar.
Van
Epp calcula que entre tres y cinco mil militares han pasado ya por el
curso, que se imparte tras un estudio conjunto de la Universidad de
Ohio y las Fuerzas Armadas que alertaba sobre el aumento de las
separaciones.
El éxito del programa ha traído consigo alguna
consecuencia inesperada: el foro de la web "Cómo evitar casarse con
un/a imbécil" ha derivado en un punto de encuentro para solteros que
buscan pareja, lo que ha llevado a Van Epp a hacer la advertencia de
que para eso ya están los mensajes privados.

Una vez construido un hogar, el Pentágono ofrece por medio de su página web de asesoramiento familiar (www.militaryonesource.com) útiles en la vida diaria
para que la llama del amor no se extinga.

"Crea
rituales como desayunar en la cama con un crucigrama los fines de
semana o salir un día de compras juntos", "evita decir palabras
ofensivas en medio de una discusión" o
"recuerda a tu sus
cualidades" son algunos de los consejos que esta de nuevo
cuño ofrece a sus empleados para que vivan y coman perdices.
El
Gobierno del presidente George W. Bush ha presupuestado un gasto de
5.600 millones de dólares el próximo año en para el bienestar
de las tropas y sus familias. "Gastamos mucho entrenando y
formando a nuestros soldados, así que preferimos tenerlos contentos y
que no quieran cambiar de trabajo", aseguró la portavoz Rudd.
Lo
que está claro es que los tiempos en que el Ejército estadounidense
desaconsejaba a sus miembros contraer matrimonio, con eslóganes como
"si el Ejército quisiera que
tengas mujer, ya te habría dado una", han quedado atrás.

ABC.