La fe mueve montañas

La importancia de rezar cuando uno lo necesita.
Testimonio dado por Pablo, de 12 años.
Debía llevarme unos y una libreta al colegio para un examen súper importante; pero me di cuenta de que me había olvidado todo, los y la libreta. Si no llevaba al menos la libreta, no podría hacer el examen; los me los podrían haber dejado mis compañeros. Gran sensación de agobio. Al llegar la clase me levanté a decirle al profesor que no tenía nada, pero me vino a la cabeza la frase: La mueve montañas. Volví a mi sitio, miré de nuevo la mochila pidiéndole con fe a que al menos apareciera la libreta, y al abrir… Continúa…

¡¡¡TACHAAAAAÁN!!!
Me apareció la libreta, pude hacer el examen. Gocé un momento de enorme alegría y de refuerzo de fe.