Dirigir: exigir (ni mucho ni poco)

Renato Cesarini [Entrenador argentino] ofrece esta perla-metáfora (continúa)

"El futbolista es como el caballo: si uno aprieta, responde; si le suelta la rienda, termina tirando al jinete".