Los hombres somos complicados

HE AHÍ EL HOMBRE
Sigue en Leer más…

Habiendo definido Platón al hombre como un bípedo implume, Diógenes, para subrayar irónicamente tal definición, adquirió un gallo, lo desplumó y, arrojándolo un día en el aula de Platón, exclamó: ¡He ahí el hombre de Platón…!
Advertisements

Anécdota de Anecdonet.com