La hora santa (rezando a última hora)

Decía uno de mis santos favoritos que en lo espiritual nos enteramos bien pocos; y es de bien poco de lo que nos enteramos…

Una manera de tibieza es rezar a última hora (que se puede traducir a llegar justo a la última Misa de un domingo), o llegar alcierre del cementerio en la obligada visita del 1 de noviembre…

Es darse un atracón de Biblia cuando las cosas nos van mal, o acordarse de Santa Bárbara sólo cuando llueve. He aquí una divertida anécdota histórica que ilustra el tema…

MELENIK II: un atracón de Biblia

La excentricidad de Melénik II, fundador de la moderna Etiopía, consistía en que  cada vez que se encontraba enfermo, comía algunas páginas de La Biblia. Un día de diciembre de 1913, cuando sufría una crisis cardíaca, se tragó un capítulo entero del Libro de los Reyes y murió.

Advertisements

Anécdota de Anecdonet.com