Pensado y hecho

Decisiones de Pensat i fet
Lo sabíamos, pero ahora las estadísticas lo confirman: una vez visto, hay que tomar la decisión y no quedarse indeterminado, pensando en lo que gano y lo que pierdo.

Sigue (los que quieran fumar, que fumen, caramba).Pero los que quieran cortar…

UN NUEVO MODELO

Tienen más éxito los que abandonan el tabaco sin pensárselo

Un fumador apaga su cigarrillo antes de entrar en el metro. (Foto: Sergio Perez | Reuters)
Un fumador apaga su cigarrillo antes de entrar en el metro. (Foto: Perez | Reuters)

Actualizado lunes 30/01/2006 10:53 (CET)
ELMUNDO.ES
Un estudio británico acaba de demostrar que no siempre es mejor planificar con tiempo el intento de abandono del hábito de fumar. Según esta investigación, casi la mitad de los fumadores lo intentan sobre la marcha y sin pensárselo dos veces. Lo sorprendente es que estos intentos impulsivos tienen más éxito que los que se realizan tras un período de preparación y mentalización.

Las ventajas de dejar de fumar son incuestionables, basta con decir que conseguirlo proporciona hasta 10 años más de vida según algunas investigaciones. El modelo aceptado sobre cómo funciona el proceso de dejar de fumar se basa en un esquema de ‘escalones’ por los que pasa el fumador.

El primero de ellos es pensar en dejar el tabaco, el siguiente es decidir y planear cómo y cuándo dejarlo hasta alcanzar el peldaño final que es abandonar el hábito con o sin éxito final. En de muchos expertos, atravesar todas estas fases preparatorias es un factor importante para dejar el tabaco. Sin embargo, este modelo está siendo criticado por algunos autores, sobre todo cuando un porcentaje considerable de ex fumadores afirman haberlo dejado sin pensárselo dos veces.

Investigadores británicos se plantearon comprobar si el modelo por etapas se ajusta realmente al modo en que los fumadores acometen el reto de abandonar el tabaco. Para ello reclutaron de entre una muestra representativa de todos los estratos sociales a 918 sujetos que hubiesen intentado al menos una vez dejar el tabaco y a 996 ex fumadores.

Se trataba de saber si el último intento realizado había sido planificado con tiempo y si los intentos realizados en los últimos seis meses habían conseguido una de al menos otros seis meses.

Dejarlo impulsivamente
Los resultados de este estudio, que se publica en la revista ‘British Medical Journal’, han dado al traste con la teoría aceptada hasta ahora ya que el 49% de los encuestados afirmó que su último intento de dejar de fumar había sido decidido de repente y puesto en práctica en el momento mismo de la decisión.
Lo que es aún más sorprendente es que el porcentaje de éxito de este tipo de intentonas es superior a las realizadas de forma planificada. En concreto las posibilidades son más del doble cuando la decisión se toma repentinamente.

En opinión de los autores, lo verdaderamente importante a la hora de alcanzar el éxito de dejar de fumar es el mental en que se encuentre el sujeto. Partiendo de este concepto y el resultado de la encuesta, los investigadores proponen un modelo alternativo que se adapta más al modo en que muchos fumadores se enfrentan a la interrupción del consumo.

La teoría de las catástrofes

Existe toda una rama de las matemáticas que estudia el modo en que los sistemas acumulan tensiones hasta llegar a un punto en el que un pequeño estímulo puede desencadenar instantáneamente tremendos cambios o ‘catástrofes’.

Esta teoría de la catástrofe es la que utilizan los autores del estudio para explicar el modelo de abandono súbito del tabaco. El fumador iría acumulando tensiones y estímulos en contra del tabaco y a favor de la abstención hasta que un buen día una nueva experiencia, incluso no demasiado intensa, desencadenaría una decisión importante, drástica e instantánea: dejar de fumar.

Esta ‘tensión acumulada’ de motivación en contra del tabaco se desborda ante un pequeño estímulo, como puede ser un simple catarro, y empuja al fumador a renunciar definitivamente al tabaco. Según los investigadores, en los casos en los que la decisión se planifica con tiempo, la motivación es menor, algo que explicaría el mayor porcentaje de éxito de los abandonos impulsivos.

Los autores afirman que estos resultados no quieren decir que sea contraproducente planificar los intentos de abandono. Sin el apoyo psicológico y la terapia sustitutiva de la nicotina (chicles, parches) son importantes para dejar de fumar y su requiere cierta planificación. Se trataría además de poder también ofrecer rápidamente estas terapias a los que lo intentan de sopetón.

Extraído de aquí…