Anécdotas de santos (7)

(30 de Mayo).
Virgen
1412 a 1431

1. “ por sobre todas las cosas” “Nadie organizaría un cacerolazo con esa condición”

Santa Juana de Arco se servía del culto externo para reformar en lo religioso a los soldados.

Llamó una vez al capellán y le expuso su preocupación. Luego le rogó que hiciese una bandera que representase a Cristo en la Cruz y a la con a los lados. Todos los días debían reunirse los sacerdotes alrededor de ese estandarte. Se cantaban himnos en honor de la Virgen y se rezaba por la conversión de todos y el triunfo en la guerra. Poco a poco, los soldados empezaron a acudir y sentían renacer su amor a la religión. Aprovechaba la santa ese momento de fervor para decirles:

Continúa la histórica…

-Que nadie se una a mí sin haberse confesado. Ahí están los sacerdotes con quienes puede hacerse. Dicen que tuvo bastante éxito en estas exhortaciones.