Consumismo extremo

Frivolidad y falta de realismo.

Es triste ver la falta de trascendencia de implica el  de los tatuajes, piercings y, en general acciones que se toman después de una decisión light, sin pensar, pero que marcan para toda la vida.

Van más allá de una moda o de un estilo de pelo: hablan de lo infravalorados que estamos por la sociedad de consumo.

Véase este ejemplo de consumismo extremo

Un indio quiere vender un riñón para ir al Mundial de

Ranchi (India).- Un indio de 23 años propuso el martes vender uno de sus riñones para financiar su viaje hacia Barbados, en el , donde comenzó el el Mundial de Cricket, un muy popular en el país asiático.

Tarun Sharma, un hombre de negocios de Jamshedpur (al este de India) amenazó incluso con suicidarse si no encuentra un comprador de su riñón para transplantarlo a uno de los muchos pacientes en India que esperan un órgano. "Si no se hace nada, me tiraré a un río y pondré fin a mis días", afirmó a la AFP por teléfono Sharma, un habitual de este tipo de ultimátums en la prensa local.

Las donaciones de riñones están legalmente autorizadas en India entre familiares, pero muchos venden sus órganos ilegalmente para ganar . "Estas leyes impiden a la gente conseguir sus sueños. Estoy seguro de que India ganará la Copa del Mundo de Cricket. ¿Qué puede ser más satisfactorio para un aficionado que asistir a la victoria de su país en el Mundial?", se preguntó el joven.

Casi 1.500 millones de apasionados en el mundo comenzaron el domingo a vivir siete semanas enfervorecidas al ritmo del Mundial de Cricket en Barbados. En India, un país loco por el cricket, los partidos llenan los estadios, vacían las calles y copan las primeras páginas de los medios.

Para el Mundial organizado al otro lado del mundo, en el Caribe, un viaje de ocho días cuesta unas 250.000 rupias (5.700 dólares), siete veces más que los ingresos medios anuales de un indio. El salario medio de Sharma no supera las 3.000 rupias (68 dólares).
Fuente: AFP

Extraído de aquí…