El fin del hombre

Dime cuál es el sentido de mi vida
Juan Pablo II, en una misa con universitarios en Roma, glosó la oración al Espíritu Santo: “ven Espíritu Santo, llena los corazones de tus fieles y enciende en ellos el fuego de tu amor…” Comentando esa oración, les decía: “Fijaos en la grandeza del corazón del hombre: solo Dios es capaz de llenarlo”.
“Solo Dios basta (Santa Teresa). Basta El solo y es el único que basta solo.

Continúa…

Fin del hombre

Cada uno busca algo en su vida, tiene un fin. ¿Cuál es el

verdadero fin del hombre? ¿Por qué ese y no otro?.
-”El verdadero fin del hombre es Dios.
Explicación: El fin supremo tiene que ser algo que, una vez alcanzado, nos llene y nunca acabe.
Ha de ser pues
a/ infinito: que sacie todas nuestra posibilidades; que no podamos pedir más.
b/ eterno: que perdure siempre, que no concluya jamás.
Ahora bien ¿qué cosa hay en la tierra que sea “infinita y eterna”?. Ninguna.
Pero, ¿existe una “cosa” infinita y eterna, efectivamente?. Sí. ¿Qué es?. Dios.
Consecuencia (Deducción): El fin del hombre, no es estar en la Tierra, ya que en ella no puede alcanzar su saciedad, sino en el Cielo, junto a Dios.
(Respuesta literal de un chaval de quince años en un examen).

Agustín Filgueiras Pita

Advertisements

Anécdota de Anecdonet.com