A latigazos con los remeros

A latigazos con los remeros
TRABAJO. QUERER QUE NOS EXIJAN.

Una curiosa anécdota que nos centra en la idea de que la educación, la formación para que seamos quienes debemos ser (la mejor de todas nuestras opciones) pasa por la exigencia personal; y que ello es nuestro problema, no el de los que nos forman (padres, profesores, sacerdotes, preceptores, catequistas…)

Lee esta anécdota que habla de pedir a los que nos forman que nos exijan más

Exigencia personal:
Viajero del siglo XIX en China: en una barca iban varios remeros y un sujeto que les iba dando latigazos.
El viajero se escandalizó de que el dueño de la barca llevara a latigazos a los remeros, pero todavía se escandalizó más cuando se enterró que los dueños de la barca eran los remeros y que la otro le habían contratado entre todos para que vigilara que trabajaran todos a fondo.

Advertisements

Anécdota de Anecdonet.com