Evangelizando a la primera oportunidad

Hay que salir del armario

Hay que dejarse de tonterías, de que van a pensar o de que van a arrugarse: somos quienes somos y queremos ser más; estamos orgullosos de serlo: sal del armario y haz apostolado

Ahora, por si te sirve lee esta , que es, una vez más refrescante, contribución de uno de nuestros asiduos lectores…

El otro día, al llegar a Irlanda, "casualmente" me perdí. Tuve que pedir ayuda a un taxista, que era negro; como conozco a los nigerianos me cercioré de que era nigeriano y me alegré de ver un colgando del retrovisor. – este se va a enterar, pensé. Después de preguntarle si el coche era suyo (me dijo que sí y de si era me dijo que sí) le pregunté si era nigeriano y me dijo que sí. Le conté de mis andanzas por . Le expliqué un poco más en profundidad qué era la , la Comunión. Quedamos que el siguiente me traerían nigeriana y me presentaría a su mujer y a sus cinco hijos. Y ayer, domingo, me trajeron la y me presentaron a sus hijos, jugamos a . El día siguiente vino a su primer mensual (en el que se confesó y ha compró Surco, un espiritual de consecuencias inimaginables para su ; al día siguiente su mujer seguiría sus pasos) Todo comenzó "casualmente, con un despiste". Pronto sus hijos recibirían formación…