Chistes con mensajón

De entre los muchos chistes en español se sigue una lista de cinco que dicen mucho…

Apostolado de la mala lengua
Esto es un partido de en Texas, en el que aparecen dos monjas y se sientan silenciosamente detrás de un par de hinchas. Pero estos dos tios resulta ser una pareja de bandarras, y al ver que las monjas se han sentado detrás suyo, uno le dice al otro en voz bien alta:
– ¿Sabes que es lo que mas me gusta de Dallas? Que en toda la ciudad no hay mas que diez católicos.
Y su amigo le contesta, también a voz en grito:
– Pues a mí me gusta mucho mas, alli tan solo hay dos católicos.
Y entonces una de las se inclina hacia delante y, mientras le pone una mano en el hombro a cada uno de los gamberros, les dice:
– Me alegro por ustedes, hermanos, porque el les va a encantar, allí no hay ningun .

Milagros y coherencia religiosa

Un cristiano, un musulmán y un judío estan hablando del poder de sus
Cristiano: Se que mi religión es verdadera, porque estabamos pasando  una sequía terrible en mi país, mi familia y yo estabamos a punto de morir de , me puse a orar fervientemente y entonces ocurrió el : mientras sobre todo el campo lucía un achicharrante, sobre mi campo caía una lluvia torrencial: todo alrededor era y en mi campo era lluvia; gracias a eso nos salvamos yo y mi familia.
Musulmán: Sé que mi religion es verdadera, porque estaba en el desierto y me sorprendio una tormenta de arena, y mi camello y yo estabamos a punto de ser cubiertos entre las dunas, cuando ya casi no podíamos respirar, me puse a orar y entonces ocurrio el milagro: todo el desierto era una pura tormenta de arena y alrededor de mi camello y de mi había una calma total, gracias a ello pudimos llegar a un oasis y salvarnos.
Judío: Sé que mi religion es verdadera, porque estaba dando un paseo alrededor de mi casa el Sábado (recuerda que los Judíos no pueden trabajar en Sábado) y me encontre una cartera en el , rebosante de billetes, pero como era Sábado no podía agacharme a cogerla, pero entonces ocurrió el milagro: Todo a mi alrededor era Sábado pero cerca de mí y de la cartera no lo era.

Sin mancha de
Los judíos estan a punto de lapidar a una prostituta; sale Jesús y le dice a la multitud:
– Aquel de vosotros que este libre de pecado, que tire la primera
piedra.
Entonces una viejecita sale del grupo, se agacha, coge un pedrusco y se lo tira a la pobre mujer, abriendole la cabeza y tirándola al suelo cubierta de sangre, matándola en el acto. Entonces Jesús dice:
– De verdad que a veces me irritas, mamá.

Ingeniero "juguetón"

Dos estan hablando en la terraza de un edificio recién construido.
– La aerodinámica de este edificio es algo increíble, una maravilla de la técnica. Mira, si te tiras de aqui al suelo (450 pisos) la fricción con el aire aumenta a medida que te acercas al suelo, y cuando llegas a el, ¡¡¡vuelves a subir!!!
– Vamos, ¿tú me tomas por tonto o qué?
– No, no, en serio, ¿quieres verlo ?
– Sí, vamos, tírate.
Total que se tira el primero y desaparece de la vista. Al cabo de un ratito vuelve a aparecer vivito y coleando hasta que se vuelve a posar suavemente en la terraza del edificio. El otro se queda asombrado y dice: 
– ¡Increible! ¡Increible!! Nunca lo hubiera pensado. Voy a intentarlo.
Total que se tira el segundo. Desaparece de la vista, y el primero empieza a esbozar una sonrisilla. Al cabo de unos segundos aparece de nuevo, ascendiendo de forma suave y mirando al primero. Cuando ya esta cerca de la terraza dice:
– Oye, sabes que para ser un ángel eres un poco .

Tacos bíblicos

¿Qué personaje biblico empezo a soltar tacos siendo muy pequeñito ?
– Job ; el capítulo 3, versiculo 1 del de Job dice "…y Job maldijo el dia en que nació."

Materialistas hasta la médula

Un anciano judío esta caminando por la playa con su único nieto, cuando de repente viene una ola enorme y se lleva al niño. El hombre levanta su mirada al cielo e implora :
– Oh, mio, ¿qué te he hecho yo para que me arrebates a mi único nieto ? Mi me echará las culpas a mí, y su morirá de la pena.
¿Cómo puedes ser tan cruel ?
Entonces viene otra ola, tan grande como la primera, y deja al niño salvo y sano en la playa. El viejo mira un momento al niño, y luego vuelve a levantar la mirada al cielo y dice, abriendo las manos :
– Pero Dios, antes llevaba un sombrero.