Chistes para contar a los amigos

Las operaciones son siempre temibles: palabras mayores.
LAS COSAS QUE UNO NO QUISIERA OIR EN UNA OPERACION
– Mejor guarda eso, lo vamos a necesitar para la autopsia.
– Acepta este … ¡¡oh señor de la oscuridad !!
– Persigan a ese y ¡¡traigan lo que se llevó !!
– Oigan, Si este es el higado… ¿eso que es?
– Enfermera… páseme esa…eh, ¿como se llama ese aparato?
– ¡Ay, se me fue la mano!… ¿saben si alguien ha  sobrevivido a 500ml de esto antes?
– ¡Uf de nuevo un apagon!
– … ¡¡ustedes saben que pagan muy bien por los riñones, total este para que quiere dos!!
– ¡¡Todo el quieto!! ¡He Perdido mis lentes de contacto!
– Oye, ¿quién puso esto aqui?
– ¿Pueden parar a esa cosa de latir?, ¡me hace perder la concentración!
– Uf, ¡detesto cuando se me cae algo aquí adentro!
– Cómo, ¿este paciente no era el del cambio de ?
– Enfermera, este paciente ¿firmo la tarjeta de de órganos?
– No te preocupes, creo que sí esta bien afilado.
! !! Todo el mundo afuera!!
– Ay, ay, ay… la página 47 del manual ¡¡no está!!

Ofrecemos ahora varios chistes para contar a los y que sigan siendo

Al final todos al hoyo (cuidarse mucho…)
Esto era una rana que quería ser la mejor rana del mundo, así que se pasaba el dia haciendo ejercicio y se cuidaba mucho y tal, y no tenía ni una gota de grasa. Pero a pesar de todo, un dia la cazaron, y el tipo que se la comió dijo:
– Oye, que ancas de rana tan buenas, parece pollo.

Fuerza de voluntad ("vruticos" como ellos solos)
Un vasco va en su motocicleta cuando ve un camión atascado en el barro, y se acerca a echar una mano.
– Hola, buen hombre, ¿le puedo ayudar a sacar el camión?
– Pues sí, la verdad es que le agradecería que fuese hasta el pueblo de al lado para llamar una grúa.
– No, hombre, ¿para que vamos a llamar a una grúa ? Yo le puedo sacar el camión con mi motocicleta, y va a ser más rápido y más barato.
– ¿Con la motocicleta ? Me temo que eso no es posible.
– Que sí, que sí, venga, ¿tiene cadenas ?
Total, que enganchan las cadenas a la motocicleta y el vasco consigue sacar el camión del barro.
– ¡Es increíble ! Cuando se lo cuente a mis amigos, no se van a creer que ha sido posible desatascar un camión tan grande remolcándolo con una motocicleta.
– Bueno, pues si no se lo creen, no les diga que tenía  la motocicleta estropeada y que lo he sacado pedaleando.

La importancia de los estudios
– Y tú, ¿estudias o trabajas ?
–  ¿Eeeeh? (pronunciese de una forma tan inarticulada e inhumana como sea posible, a ser posible poniendo cara de estupefacto)
– Que ¿en qué trabajas?

Pequeña diferencia (e importante)…

– ¿Sabes en que se diferencia el papel higiénico, de la cortina del baño?
– ¡No!
– Entonces…..¡Fuiste tú!

Clásico de
Dos borrachos en un bar, uno le dice al otro….
– ¡Para ya de beber! ¡Que te estás poniendo borroso!

a las operaciones

Dos amigos que se encuentran y uno le dice al otro.
– ¿Sabes que se ha muerto Antonio ?
– No me digas. Y ¿de que?
– De cataratas.
– ¿Le operaron?
– No. Le empujaron.

La importancia del estudio perseverante y del sacrificio

Un faisán dialogaba con una vaca y le dice:
– ¡Cómo me gustaría poder llegar hasta la copa de aquel árbol!…
– Mira, puedes probar comerte un poco de mis excrementos, que estan cargados de proteínas.
El faisán picoteá en una pila de detritus que había cerca y pudo volar hasta la primera rama.

Al otro dia, picoteo más en otras ñordas y pudo llegar a la segunda y así hasta que un día pudo volar hasta lo más alto. Allí se posó de lo más orondo, pero un campesino que había cerca lo vio, entró a la casa, sacó su escopeta y ¡¡¡BANG!!!, lo derribó de un disparo.

Moraleja: Una mierda te puede colocar en la cima, pero no te mantendra allí…

La presión ecologista
Había un tipo que estaba parado junto a un corral de  ( o chanchos) y llega otro individuo y le dice, bonitos los  ¿no?, si, le contesta; ¿son suyos? le dice, si, le contesta, y ¿qué le da de comer?, bueno las sobras de basura de lo que hay, y el tipo saca un carnet, y le dice: soy de la sociedad Protectora de  como le va a dar eso a los chanchos, puede enfermar a alguien, $5000.00 de multa.
Pasan 2 semanas y lo mismo, el dueño estaba junto al corral y llega un tipo y le pregunta
bonitos los cochinos ¿no?, si, le contesta, ¿son suyos? le dice, es correcto le contesta, y
¿que les da de comer?, bueno le dice caviar, chuletas, salmón, lomito, etc. Saca un carnet
y le dice soy funcionario de la Unicef, habiendo tantos niños con como les va a dar eso a unos chanchos, $10.000 de multa.
Pasan 2 semanas y lo mismo: bonitos los cochinos ¿no?, sí, le contesta, ¿son suyos? le
dice, claro, le contesta, ¿y que les da de comer?, el tipo responde: mira loco, le doy
20 euros a cada uno y que se la arreglen ellos.