Escribe en tu página en blanco

Cada ñana es una nueva oportunidad

Cada día que empieza puede ser el último. Por eso, con la esperanza de hacer lo que podamos de la mejor forma que sepamos, le ofrecemos a cada mañana.
Nuestro día, que está limitado por el tiempo, al pasar a ser propiedad divina, trasciende el tiempo.
Nunca se sabe lo que puede ocurrir cada día. Como aquella vuelta del famoso piloto Ayrton Senna, que acabó con su vida; una vuelta como las demás, sin diferencia, sin aviso fatal… (véase el vídeo con imágenes evocadoras de aquellos momentos y de la brillante carrera del malogrado piloto). Y, en palabras del poeta, cada día es una hoja en blanco en nuestras manos… disfruta con el sobrebio (¡disléxicos del mnudo uniso!) poema de RABRINDANAZ TAGORE…

ESCRIBE EN TU PÁGINA EN BLANCO
Has escrito muchas páginas en tu ,
Unas son tristes, otras alegres;
Unas son limpias y claras,
Otras son borrosas y oscuras.
Pero aún queda una página en blanco,
la que has de escribir en este día.
Te falta llenar la página de hoy.
Piensa y quiere que ésta sea la página
Más bella, la más sincera, la más sentida.
Cada mañana al despertar, recuerda
Que aún has de llenar la mejor de tus páginas,
La que dirá lo mejor que tú puedas dejar en el libro
Que estás escribiendo con tu propia vida.
Piensa que siempre te falta por escribir
La página más bella.