La intimidad (Citas Miguel Angel Martí García)

Citas citables de INTIMIDAD

En la medida en que en un sujeto la vida se traduce en vivencia, la trama biográfica de su propio yo adquiere una contextura mayor, y mejora la calidad de vida.
Miguel-Angel Martí García; La Intimidad, 6ªedición (2005), Ediciones Internacionales Universitarias, 1992, , p.26.

En las almas ocurre como en los armarios, las hay vacías y llenas, que guardan objetos de valor o sin él, limpias y sucias.
Miguel-Angel Martí García; La Intimidad, 6ªedición (2005), Ediciones Internacionales Universitarias, 1992, Madrid, p.37- 38.

Continúa la  con más citas sobre INTIMIDAD…


El interior influye en el cuerpo. La mirada, el rictus del rostro, los gestos, el mismo tono de la voz, no se originan únicamente en unos órganos , sino que además son matizados, vivificados por el talante, la forma de ser que nace de lo más profundo del hombre.

Miguel-Angel Martí García; La Intimidad, 6ªedición (2005), Ediciones Internacionales Universitarias, 1992, Madrid, p.43.

Habría que decirle, a quién estuviera tan preocupado de su imagen externa, que quizás el mejor camino para el éxito sería enriquecer su mundo interior, para que de él saliera al exterior ese glamour que anda buscando.
Miguel-Angel Martí García; La Intimidad, 6ªedición (2005), Ediciones Internacionales Universitarias, 1992, Madrid, p.43.


Si yo no tomo un protagonismo decidido en mi vida, lo que acontezca en ella tendrá un sentido desintegrador, y seré un ser sin amo, adueñado por los acontecimientos que sucedan en mi.

Miguel-Angel Martí García; La Intimidad, 6ªedición (2005), Ediciones Internacionales Universitarias, 1992, Madrid, p.56.

Es necesario escuchar el silencio, para saber qué hay dentro de uno mismo.

Miguel-Angel Martí García; La Intimidad, 6ªedición (2005), Ediciones Internacionales Universitarias, 1992, Madrid, p.57.

La enriquecedora es aquella que se entiende en clave de bùsqueda, no de huída.

Miguel-Angel Martí García; La Intimidad, 6ªedición (2005), Ediciones Internacionales Universitarias, 1992, Madrid, p.58.

La realización personal pasa necesariamente por la realización de lo que éramos capaces de hacer.
Miguel-Angel Martí García; La Intimidad, 6ªedición (2005), Ediciones Internacionales Universitarias, 1992, Madrid, p.77.

El sufrimiento es un hematoma en el .

Miguel-Angel Martí García; La Intimidad, 6ªedición (2005), Ediciones Internacionales Universitarias, 1992, Madrid, p.87.

Tener humanidad es tener capacidad de acogida.
Miguel-Angel Martí García; La Intimidad, 6ªedición (2005), Ediciones Internacionales Universitarias, 1992, Madrid, p.88.

Quién corre del primero que se distancia es de él mismo.

Miguel-Angel Martí García; La Intimidad, 6ªedición (2005), Ediciones Internacionales Universitarias, 1992, Madrid, p.91.

Enfrentarse a uno mismo sin urgencias, tranquilo, distendido, es una verdadera aventura, porque uno está propiciando ser amable consigo mismo.
Miguel-Angel Martí García; La Intimidad, 6ªedición (2005), Ediciones Internacionales Universitarias, 1992, Madrid, p.91.

Renunciar a algo que vimos con claridad que debìamos hacer, es renunciar a una parte de nosotros mismos; de ahí el serio empeño que debemos poner para sacarlo adelante.
Miguel-Angel Martí García; La Intimidad, 6ªedición (2005), Ediciones Internacionales Universitarias, 1992, Madrid, p.70.

El hombre maduro, que sabe vivir sus ratos de soledad en clave de felicidad no identifica, como el adolescente, la felicidad con el bullicio, sino más bien con el solaz, la tranquilidad y la lucidez interior. En este tipo de felicidad hay también actividad, pero se trata de una actividad imaginaria intelectual, a través de la cual se dan descubrimientos, nuevos hallazgos, se iluminan zonas oscuras, se disfruta ante las manifestaciones artísticas: se da, en fin, una simbiosis de contemplación y creación.
Miguel-Angel Martí García; La Intimidad, 6ªedición (2005), Ediciones Internacionales Universitarias, 1992, Madrid, p.98.

La realidad que no puede ser nombrada no es conocida.
Miguel-Angel Martí García; La Intimidad, 6ªedición (2005), Ediciones Internacionales Universitarias, 1992, Madrid, p.114

El saber escuchar se ha convertido en una nota distintiva de humanidad.
Miguel-Angel Martí García; La Intimidad, 6ªedición (2005), Ediciones Internacionales Universitarias, 1992, Madrid, p.120.

Esas personas que con su silencio, con su mirada, con su cuerpo entero están diciendo habla, tómate el tiempo que quieras, que yo te escucho, se adornan de un atractivo dificilmente superable
.
Miguel-Angel Martí García; La Intimidad, 6ªedición (2005), Ediciones Internacionales Universitarias, 1992, Madrid, p.120.

Extraído de aquí...