Buscando la fortaleza en Cristo

SOY UNA MUJER DE 42 AÑOS Y DOS HIJOS VARONES, SEPARADA DE SU PADRE, DESDE HACE 9 AÑOS. UN DIA CONOCI A ALGUIEN QUE PENSE QUE POR SU EDAD ERA EMOCIONALMENTE MADURO, SE LLAMA ARGENIS Y DICE SER INGENIERO, AL POCO TIEMPO ME CONVENCIO DE QUE LO MEJOR PARA TODOS ERA MUDARNOS AL ANEXO DONDE EL VIVIA. A PARTIR DE ESE MOMENTO DESCUBRI LO ABERRADO QUE ERA Y EL DAÑO QUE LE ESTABA CAUSANDO A MIS HIJOS. NO PASABA UN DIA EN QUE NO NOS DESPACHARA Y/O  NOS HICIERA CUALQUIER ATROCIDAD. LE CONTE A UNA AMIGA Y ME DIJO ESTAS PALABRAS: NO ABANDONA A SUS HIJOS, REZA CADA ÑANA ESTA ORACION¨TODO LO PUEDO EN CRISTO QUE ME FORTALECE¨. CUANDO PENSE QUE TODO EMPEORARIA UNA AMIGA ME DIJO QUE TENIA UNA CASA DESOCUPADA Y ME LA PODIA ALQUILAR
Continúa la testimonio…

TODOS LOS DIAS AGRADEZCO A DIOS POR HABER ESCUCHADO MIS SUPLICAS. NO TODA PERSONA ADULTA ES MADURA. PERO DIOS SIEMPRE ESTA DEL LADO INDICADO. ESTOY FELIZ, MIS HIJOS ESTAN TRANQUILOS Y NOS SENTIMOS LIBRES DE ESE HOMBRE ENFERMO. DIOS SE APIADE DE EL