El Cura de Ars manda a dos de escopeta (Presencia Real de Jesus en la Eucaristia

Qué curioso que haya gente que se quede después de comulgar en silencio en la Iglesia. Esta es la , presentada con la siguiente

Se cuenta que S. Mª Vianney, el de Ars, tenía un , el cual salía, siempre rápido de la Iglesia, nada más comulgar; hasta que una vez, para hacerle ver la importancia de la presencia real de en su , después de comulgar, hizo que un día, dos monaguillos fueran con el feligrés, custodiándolo con dos velas encendidas, hasta su casa.