¿Quién soy yo…? (Navidad, Cristianos, Vocación, eleccion)

Quién soy yo…?
La conoce por el que su pariente Isabel va a tener un en su vejez. Inmediatamente se pone en camino. Cruza Palestina y va a felicitarla y ayudarla en su trabajo. Cuando llega a su casa y le saluda, Isabel, llena del , exclama:
-“¿Quién soy yo para que la madre de mi Señor venga a visitarme?”. (Lc. 1, 39-45).Un sobrecogedor comentario a esta evangélica…


Ese desconcierto –y mucho más- debería sentir el hombre, cada hombre, ante la . ¿Quién soy yo para que todo un venga a mí y a por mí? Parafraseando a , podemos decir: Tanto amó al hombre que no ha parado hasta hacerse Él mismo hombre. Un salto de verdadera locura. La distancia de a hombre es infinita. Poco calamos en esa realidad si no nos desconcierta. “¿Qué tengo yo que mi amistad procuras?. ¿Qué interés se te sigue, Jesús mío…?”.