Una madre desde el CIELO

Mi hermano Oscar,  desde temprana edad cayo en el vicio, para mi madre
su Oscarcito, siempre estuvo en sus oraciones, lagrimas infinitas
rodaron por las mejillas de mi madre, sus ocho hijos, ella tuvo 9, le
llamaban la atención, la regañaban

Esta preciosa anécdota continúa en leer más…

Mi hermano Oscar,  desde temprana edad cayo en el vicio, para mi madre su Oscarcito, siempre estuvo en sus oraciones, lagrimas infinitas rodaron por las mejillas de mi madre, sus ocho hijos, ella tuvo 9, le llamaban la atención, la regañaban

–         Mamá, Oscar no tiene remedio

–         Madre, Oscar es un sinvergüenza y mal hijo

–         Vieja mía, Oscar no merece tus lagrimas y sacrificios

Y es que él hacia sufrir mucho a mi madre

–         Mijita, Oscar me robo mi platica.

–         Mijo, Oscar me robo el reloj

Y aunque se le reponían las cosas robadas por mi hermano, ella siempre le defendía

–         Oscarcito es muy bueno, solo es un enfermo

–         Es mi hijo y punto

Así pasaron año tras año y mi madre, abandonada por su marido hacia años, rogaba a Dios, porque sacara a su hijo del vicio

Uno de mis hermanos, hombre de mucho dinero, jamás se compadeció de su hermano, y mucho menos de las lagrimas de su madre, por él que lo metieran a la cárcel o que lo mataran, pero nunca dio un centavo para su recuperación.

Desafortunadamente este hermano avaricioso, recibe una noticia cruel, su hijo, único varón, es drogadicto

Un día mi madre tuvo un accidente y de este accidente no se recupero, pero antes de morir, dejó en manos de una de mis hermanas dinero suficiente para asegurar el sistema de salud de Oscar y su alimentación y una suma igual en manos de otro de mis hermanos para asegurarle la vivienda y el vestido de Oscar. Centavo a centavo, peso a peso, sin saber como mi madre logro reunir una suma considerable de dinero, a pesar de no haber estudiado y haber sido abandonada por su esposo con 9 hijos , el mas pequeño de tres añitos. Mi madre dejaba de darse gusto comiendo lo que le gustaba o vistiendo, pero Dios le dio esa dicha, de poder asegurarle a su hijo enfermo, aunque solo fuera poco, algo de tranquilidad,

.

Ya cumplida su tarea, el 21 de abril de 2007 a las 5:30 am, a los 89 años, entrego su alma a Dios

Pero aquí no termina la historia, hoy mayo del 2009, los 8 hijos nos encontramos maravillados, el hijo avaro, que nunca quiso saber nada de su hermano drogadicto, recibió a Oscar en su finca y aunque a regañadientes, vela por el y Oscar el drogadicto desde los 20 años, y hoy con 58, esta completamente rehabilitado, y sin haber acudido a institución alguna, ni sometido a tratamiento psiquiátrico alguno, ni haber tomado médicamente alguno para dejar su adicción.

Y… TU NO CREES EN MILAGROS???????????

Más anécdotas: