“Comportaos con misericordia”

La ceremonia ha tenido lugar en el santuario de Torreciudad, con la presencia de numerosos fieles, familiares y amigos de los hasta hoy diáconos.
Los nuevos sacerdotes son Rubén Mestre, abogado de 46 años nacido en El Prat de Llobregat (Barcelona), Juan José Muñoz, profesor universitario y critico de cine nacido en Segovia hace 48 años, y el brasileño Sidnei Fresneda, matemático y pedagogo brasileño de 51 años.
En la homilía de la ceremonia de ordenación sacerdotal, el obispo Javier Echevarría pidió a los presentes, familiares y amigos, “rezar por los nuevos sacerdotes y por todos los sacerdotes”, para que vivan “una fidelidad rendida, alegre, basada en la oración, la piedad y el sacrificio”.

Encareció también la administración de los sacramentos, especialmente la eucaristía y la confesión, rogándoles estar “prontamente disponibles” para la atención pastoral. Monseñor Echevarría les animó a difundir la palabra de Dios con “hondura y de modo ameno”, para “vivificar cristianamente la sociedad, en la que habéis de estar bien inmersos”. Les pidió enamorarse del “servicio”, “para estar siempre enteramente disponibles a las necesidades de los demás”.
Los tres nuevos sacerdotes cambian su dedicación profesional por las nuevas tareas sacerdotales, y continuarán una vida de entrega a los demás ya manifestada en diversas iniciativas sociales. Ruben Mestre ha trabajado en la ONG Braval, en Barcelona, Juan José Muñoz ha colaborado en proyectos sociales en Aluche, Alcorcón y Campamento (Madrid), y Sidnei Fresneda ha sido durante 20 años profesor de matemáticas y coordinador pedagógico del Centro Educacional de Pedreira, escuela de formación profesional en la periferia de Sao Paulo promovida por fieles del Opus Dei.

Los tres nuevos sacerdotes: Rubén Mestre (dcha), Juan José Muñoz y Sidnei Fresneda

Sacerdotes y servicio
Rubén Mestre ha sido responsable de programas en Braval, una ONG que trabaja con inmigrantes a los que procura facilitar una inserción social y laboral. “Estos años en Braval han sido los más felices de mi vida, han sido mi mejor escuela, y ahora comienzo la que creo será la mejor, el sacerdocio como servicio, donde atenderé también necesidades espirituales y materiales”.
Rubén dice que llega “al sacerdocio movido no tanto por un qué, sino por un Quién que llama, junto al ejemplo de personas santas, como san Josemaría”. Este nuevo sacerdote es doctor con una tesis sobre “La iniciación cristiana en el pensamiento del beato Ildefonso Schuster” y es aficionado a la literatura y al fútbol.
Rubén destaca las palabras del Papa Francisco en la Evangelii Gaudium, “me impacta y alienta cuando encarece que los ministros del Evangelio irradiemos alegría y así lleguemos a gente tan necesitada de acompañamiento espiritual, que no es otra cosa que enseñar a volar por sí mismos”.
Evangelizar la cultura
Juan José Muñoz pertenece al Opus Dei desde 1984 y ha trabajado en iniciativas solidarias con jóvenes de Aluche, Campamento y Alcorcón. Es Doctor en Filosofía y en Teología y ha sido profesor universitario, especializado en Crítica de Cine, TV y sistema audiovisual.
Dentro de su trabajo pastoral como sacerdote, Juan José Muñoz se refiere con ilusión a sus colegas del cine y la filosofía, campos donde afirma que “es necesaria una evangelización que muestre la belleza y el esplendor de la verdad del ser humano creado a imagen de Dios”.
Crítico de cine y autor de libros y publicaciones sobre cine y la ética, confía en ser capaz de dar lo que la gente espera de un sacerdote: “consuelo, esperanza, y sobre todo, ayudar a muchos a que encuentren la verdad sobre su vida y sobre Dios””. El nuevo sacerdote considera imprescindible cultivar “una creciente vida espiritual y tener formación teológica y filosófica, no ser un gestor o un activista”.
Nieto de emigrantes
Sidnei Fresneda Herrera, nacido en Sao Paulo hace 51 años, es nieto de españoles e italianos que emigraron a Brasil. Con una larga experiencia laboral que comenzó a los 14 años en oficinas de contabilidad, ha sido profesor de Informática en la Universidad de Sao Paulo y mantiene como su abuelo y su padre una gran afición por la carpintería.
Sidnei ha sido durante 20 años profesor de matemáticas y coordinador pedagógico del Centro Educacional de Pedreira. “Estoy muy contento -afirma- y esperanzado en ayudar a muchísima gente y pido a Dios salud para trabajar, porque hay mucha tarea por delante, sin jubilación. Administrar los sacramentos y el acompañamiento espiritual formarán mi nueva dedicación profesional, volcada en lo que cada persona me pida”.

Anécdota de Anecdonet.com