A los Pueri Cantores: ”No nos olvidemos de los santos escondidos”

Ciudad del Vaticano, 31 diciembre 2015 (VIS).- Esta mañana el Santo Padre ha encontrado en el Aula Pablo VI a los participantes en el XL Congreso Internacional promovido por la Federación Internacional de los Pueri Cantores, que se celebra en Roma del 28 de diciembre al 1 de enero. Durante el encuentro, los jóvenes coristas han tenido la oportunidad de hacerle varias preguntas al Papa que ha manifestado su amor por el canto pero ha explicado de manera divertida que no sabe cantar. Francisco ha compartido anécdotas de su infancia con los jóvenes y ha destacado que el canto educa el alma y hace bien al alma. ”La vida cristiana es un camino -ha dicho-, pero no un camino triste sino un camino alegre. Y por esto canta. Canta y camina… y así tu alma gozará más de la alegría del Evangelio”.
Otra pregunta ha sido si Él no se enfadaba nunca y cuál eran los buenos propósitos para el año nuevo, a lo que Francisco ha respondido con una parábola. ”Una vez un chico se acercó a Jesús y le dijo: Jesús, maestro bueno. Y Jesús le miró y le dijo: No, sólo Dios es bueno. ¿Y nosotros?, ¿Somos malos? No, mitad y mitad, tenemos un poco de todo. Nosotros tenemos esa herida del pecado original que nos lleva a no ser tan buenos siempre. Pero recordad que sólo Dios es bueno, y si tu quieres encontrar bondad, ve al Señor, Él es todo bondad, todo amor, todo misericordia”. Francisco con estas palabras ha recordado a los muchos santos que están escondidos en la vida cotidiana, personas buenas que se acercan al Señor, pero también ha hablado de esas muchas otras personas que pasan su vida siempre enfadados. ”Enfadarse -ha añadido- es una cosa que hace daño no solo a la otra persona, sino también a ti mismo, te envenena a ti mismo. Hay gente, que seguro conoceréis, que tienen el alma amarga, siempre con amarguras, que viven enfadados. ¡Parece que todas las mañanas se lavan los dientes con vinagre!… esto es una enfermedad”. Asimismo, sobre sus buenos propósitos ha destacado el rezar más para ”conducir al pueblo de Dios sobre todo con la oración que es el primer servicio” y ha pedido a los presentes que ellos también rezasen más ”porque la Iglesia va hacia delante con la oración de los santos. ¡Rezad por la Iglesia!”.

Durante el encuentro también han preguntado al Papa si el mundo va a continuar siempre así, lleno de historias tristes y dramáticas. ”El mundo puede mejorar -ha declarado- Pero hay una cosa de la que no gusta hablar, pero que se debe hablar: en el mundo hay una lucha entre el bien y el mal, dicen los filósofos, la lucha entre el diablo y Dios… la Biblia dice que esto continuará hasta el final… y todos nosotros tenemos dentro un campo de batalla. Una lucha entre el bien y el mal”. Asimismo el Papa ha añadido que en el mundo hay muchas cosa buenas pero que no se publicitan, que no salen por ejemplo en la televisión. ”Hay -ha dicho- una atracción hacia el mal: parece que gusta más ver las cosas malas que las cosas bonitas y grandes. El diablo pone de su parte, esto es verdad, pero también Dios pone de su parte. Hay mucha gente santa… ¡No nos dejemos engañar! En el mundo hay cosas malas, malas, y esto es el trabajo del diablo contra Dios; pero hay muchas cosas santas, cosas grandes que son obra de Dios. Hay santos escondidos. No olvidemos esta palabra, los santos escondidos que nosotros no vemos”.

Más anécdotas: