Gracias al personal de Seguridad Pública por su servicio a la Sede Apostólica

Ciudad del Vaticano, 18 de enero de 2016 (Vis).-El Santo Padre ha recibido esta mañana en audiencia en la Sala Clementina a los miembros de la Inspección de Seguridad Pública que prestan su servicio a la Sede Apostólica. Los agentes acompañan igualmente al Papa en sus visitas pastorales en territorio italiano, una tarea por la que el Papa les dio también las gracias.
En el discurso que les dirigió, Francisco afirmó que su encuentro con el personal de la Inspección era esta vez muy significativo porque se enmarcaba en el contexto del Año Santo de la Misericordia, un evento de relevancia espiritual, que ha traído ya en este primer mes a Roma decenas de miles de peregrinos procedentes de todo el mundo. Por eso, los dirigentes, funcionarios y agentes de Seguridad Pública, están llamados ” a un esfuerzo todavía más grande para que las celebraciones y los eventos vinculados con el Jubileo extraordinario se desarrollen de forma regular y provechosa”. ”El orden exterior sobre el que vigiláis con atención y cuidado -dijo- no dejará de favorecer el interior, permeado de serenidad y paz”.

”Acabamos de concluir el tiempo navideño, pero en muchos lugares, como en la Plaza de San Pedro, -recordó el Papa- todavía sigue expuesto el Nacimiento, que nos invita a custodiar dentro de nosotros, siguiendo el ejemplo de la Virgen, el misterio que hemos celebrado. Jesús como principio de vida nueva. Ese Niño es el consuelo verdadero de los corazones, la luz verdadera que ilumina nuestra vida, derrotando a la oscuridad del pecado. En Él hemos contemplado el rostro de la misericordia de Dios Padre y hemos acogido la invitación renovada convertirnos al amor y al perdón.¡Que esta experiencia espiritual nos acompañe a lo largo de todo el Año Santo y que el Jubileo de la Misericordia sea para todos un tiempo fuerte del espíritu, tiempo de reconciliación con Dios y con los hermanos!”. 

Más anécdotas: