Harambee premia la promoción de la educación de calidad para las niñas de Camerún

Harambee España ha entregado su Premio a la Promoción e Igualdad de la Mujer Africana a la pediatra camerunesa Esther Tallah, directora de la Coalición de Camerún contra la Malaria desde 2007, y destacada impulsora de la educación de calidad para las niñas de este país africano.

Los fondos del galardón y de la campaña de fundraising organizados por Harambee serán destinados a la construcción de

Los fondos del galardón y de la campaña de fundraising organizados por Harambee serán destinados a la construcción de “un colegio digno y bien construido” dedicado exclusivamente a niñas de Camerún impulsado por la Asociación EFEDI, una entidad local centrada en la lucha por una educación de calidad para las mujeres africanas.

Tallah ha subrayado que esta iniciativa, que ya ha desarrollado sus primeros pasos en un preescolar provisional (Tiama), no pretende “educar a las élites, sino hacer aflorar el talento de cada niña y darles la oportunidad de llevar su educación hasta el final”.

Un grito contra la malaria

La pediatra galardonada también ha sido reconocida por su lucha desde África contra la malaria, una enfermedad que destroza el futuro de Camerún causando cuatro de cada diez muertes infantiles, y que, según Tallah, provoca el fallecimiento de un niño cada dos minutos en el país. Como Directora de la Coalición de Camerún contra la Malaria, la premiada por Harambee ha aprovechado su presencia en España para reclamar ayudas y una mayor sensibilización para conseguir controlar y erradicar esta enfermedad mortal.

La Dra. Tallah lidera desde hace nueve años la Coalición de Camerún contra la Malaria. Foto: Álvaro García.

En su opinión, la malaria es fácilmente combatible con más recursos y con una campaña de educación para la salud y de prevención asequible, centrada en el empleo de mosquiteras en las casas de los ciudadanos del norte y de las zonas rurales del país africano.

Tallah ha destacado que “la malaria es un virus mucho más asesino que el zika, el ébola y la tuberculosis juntos, por eso merecen más fondos y más atención, porque su erradicación es posible”.

Responsabilidad social en las venas

Esther Tallah ha recibido el Premio Harambee 2016, y es muy posible que este no sea el único galardón internacional que se le conceda, porque su vida y su ejemplo son un monumento en carne y hueso a la responsabilidad social, centrada de manera particular en dos de los pilares del bienestar de cualquier país, también africano: la sanidad y la educación.

Tallah tuvo suerte y pudo estudiar Medicina “cuando me di cuenta de lo que la Medicina ayudaba a la gente”. Y sin embargo, casi el país entero es su consulta, porque tiene una enorme vocación por desarrollar políticas transformadoras de educación para la salud y prevención entre sus vecinos para conseguir desterrar las altas cifras de mortalidad que aún acechan, sobre todo, a los niños de Camerún.

Tallah dedica gran parte de su tiempo libre a promover la Asociación EFEDI (Ecole, Familie, Education Integrale), una entidad sin ánimo de lucro creada por cameruneses para impulsar la educación de calidad entre las mujeres. Foto: Álvaro García.

Fue responsable del Proyecto Internacional para la Salud Materno-Infantil dirigido a la atención de madres embarazadas y de los niños recién nacidos. Desde hace nueve años lidera la Coalición de Camerún contra la Malaria. Además, ha sido miembro del Consejo Ejecutivo de Unitaid, una iniciativa de prevención de la trasmisión del VIH entre madres e hijos.

Viuda y madre de tres hijos, además de impulsar una sanidad pública digna y de reclamar el respaldo internacional para erradicar enfermedades desterradas hace tiempo en Occidente, Tallah dedica gran parte de su tiempo libre a promover la Asociación EFEDI (Ecole, Familie, Education Integrale), una entidad sin ánimo de lucro creada por cameruneses para impulsar la educación de calidad entre las mujeres del futuro de su país.

Más información publicada por los medios de comunicación.

Más anécdotas: