Papa: el mundo necesita fraternidad. Economía honrada, desarrollo, justicia, paz y familia

Las cooperativas promuevan la economía de la honradez, integren en el mundo desarrollo, justicia y paz, y armonicen trabajo y familia



(RV).- «Les hablo como a amigos», dijo el Papa Francisco en su vídeo mensaje, con motivo de la 39 Asamblea nacional de la Confederación italiana de Cooperativas, reunida en Roma el 4 y 5 de mayo. Poco más de un año después del encuentro, en el Vaticano, el Santo Padre reiteró sus exhortaciones de ese 28 de febrero, ante «el drama, a menudo la tragedia, de los migrantes, el terrorismo sin confines y el estancamiento de la economía mundial».

Y exhortando a que «sigan siendo el motor que impulsa la parte más de débil de la sociedad civil, sobre todo fundando empresas para dar empleos», destacó asimismo la importancia de «sostener, facilitar y alentar la vida de las familias»:

«Con la Exhortación Apostólica Amoris Laetitia, he indicado una perspectiva de alegría y responsabilidad, pero las personas y las familias no se deben dejar solas, hay que armonizar trabajo y familia».

Renovando  el anhelo de que las cooperativas persigan siempre el bien común, el Papa subrayó una vez más la necesidad que tiene este mundo nuestro de solidaridad y fraternidad, impulsadas de forma especial por la fe:

«No es sólo un capital de confianza, es más: es fraternidad, es el recurso que más necesita hoy el mundo. Ustedes son también testimonio de cómo la fe anima un compromiso concreto en la historia humana y sostiene motivaciones generosas, que pueden mejorar las cosas. Ésta es una misión que deben vivir y compartir con los demás».

Las cooperativas no suelen ser mayoría en la economía de un país, pero no son la parte menos importante, señaló también el Obispo de Roma Y antes de concluir su mensaje, recordando el Jubileo de la Misericordia, les reiteró que, además de producir rentas, como hacen otras empresas, tienen, en su misión, otras tareas de gran valor:

«Tienen también la tarea de hacer funcionar la subsidiariedad, de concretizar la solidaridad, de liberar la dignidad y las capacidades de las personas y, lo repito, de producir fraternidad.

Tengan siempre presente su misión por entero. Estamos en el Año Santo de la Misericordia. La misericordia es, ante todo, aquella omnipotente del Señor, pero la misericordia se expresa también a través de las mujeres y de los hombres. Les deseo que su compromiso en las cooperativas sea también expresión de la misericordia. Gracias»

(CdM – RV)

(from Vatican Radio)

Más anécdotas: