Jesús Salvador de la humanidad y el primer milagro que le pidió María, recordó el Papa a peregrinos del mundo

Paz y solidaridad. Testimoniar el Evangelio de la Misericordia en el mundo



(RV).- Que «por intercesión de la Virgen María podamos escuchar siempre la voz de Jesús y tener la valentía de seguirla», deseó el Papa Francisco a los numerosos peregrinos de tantas partes del mundo, con el anhelo de que el encuentro con el Sucesor de Pedro suscite en todos «un renovado compromiso en favor de la paz y de la solidaridad hacia los más necesitados». Y reiteró que estamos llamados «a ser testimonio del Evangelio en el mundo, transfigurados por la alegría y la gracia misericordiosa de Dios»

Jesús escuchó el pedido de la Virgen, que siempre vela por nosotros y nos invita a escuchar a su Hijo

Con el tema de su catequesis central en italiano, centrada en las bodas de Caná y resumida luego como es tradicional en otros idiomas, el Santo Padre recordó que la Virgen vela e intercede siempre por nosotros:

«Queridos hermanos y hermanas, la narración de las bodas de Caná nos invita a redescubrir a Jesús como Salvador de la humanidad. Y como Aquel que responde a las expectativas y promesas de alegría que habitan en el corazón de cada uno de nosotros. Que la Virgen María, modelo de meditación de las palabras y de los gestos del Señor nos ayude a redescubrir con fe la belleza del amor fiel de Dios para con nosotros.

En los momentos de angustia, preocupación e inquietud, no olvidemos el evento que tuvo lugar en Caná de Galilea, la experiencia de una familia en dificultad. A pedido de su Madre María, Jesús cumplió un milagro. La Virgen vela incesantemente también por nosotros, quiere nuestro bien, está lista para interceder por nosotros ante su Hijo. Encomendémosle a nosotros mismos y nuestros problemas de cada día. Nunca les falte la confianza en su ayuda y su amparo».

El Inmaculado Corazón de María y el de su Hijo Jesús, en las palabras del Papa Francisco, antes de su bendición, al culminar la segunda audiencia general de junio, mes del Sagrado Corazón de Jesús, con su exhortación a la oración:

«Exhorto a los jóvenes, a los enfermos y a los recién casados a rezar con especial intensidad a los Sagrados Corazones de Jesús y de María para que nos enseñen a amar con entrega plena a Dios y al prójimo».

Un saludo especial del Obispo de Roma también a la Acción Católica Italiana, que se unió a la iniciativa «Un minuto por la paz», impulsada asimismo por la Conferencia Episcopal argentina, con amplia participación internacional – como la de la Unión Mundial de Organizaciones Femeninas Católicas – UMOFC. Para conmemorar rezando el segundo aniversario de la oración en los Jardines Vaticanos,  a la que el Papa Francisco invitó a los presidentes israelí y palestino para invocar la paz en Tierra Santa, en Oriente Medio y en todo el mundo, que tuvo lugar el 8 de junio de 2014.

El Papa Francisco dio su cordial bienvenida también a los jóvenes que llevaron a la Plaza de San Pedro la ‘Antorcha de la Paz’ de la peregrinación Macerata-Loreto, para que el Obispo de Roma la bendiga.

Se trata de la tradicional peregrinación, que se realiza cada año, desde la ciudad italiana de Macerata hasta el Santuario Mariano de Loreto,  el segundo sábado de junio.

Llegando a su trigésimo octava edición, en el Año Santo de la Misericordia, el lema es «Te he esperado día y noche».  Y evoca la parábola de Jesús, del Padre misericordioso que espera al hijo pródigo.

Esta peregrinación, promovida por el Movimiento Comunión y Liberación, es un gesto de fe popular, en el que participan cada año miles de personas, sobre todo jóvenes. Durante el camino nocturno, que se desarrolla por cerca de 26 km entre las colinas de Le Marche, los peregrinos alternan el rezo del Rosario con cantos y testimonios significativos.

(CdM – RV)

(from Vatican Radio)

Anécdota de Anecdonet.com