La conclusión del mes mariano nos renueva en el misterio de la Fe



(RV).­- Con una oración a la Madre de Dios del Papa Francisco y con el rezo del Santo Rosario concluyó en los jardines Vaticanos el mes dedicado a la Virgen.  En este tiempo litúrgico entre la Ascensión y Pentecostés, la memoria de María nos ayuda a acercarnos al misterio de la Fe de la mano de aquella mujer, la madre del hijo de Dios, modelo nuestro de camino de conversión creyente y de fe misionera.  Escuchemos al secretario general de la Congregación de Misioneros Hijos del Inmaculado Corazón de María, padre José Kamiruaga.

(RC-RV)

(from Vatican Radio)

Más anécdotas: