(RV).- El Consejo Pontificio para la Justicia y la Paz informó que la Santa Sede ha realizado una contribución financiera para la Iglesia Católica en los tres países afectados por la crisis de Ébola –Sierra León, Guinea y Liberia- estos fondos estarán a disposición de las estructuras sostenidas por la Iglesia para mejorar la asistencia que ofrecen en instituciones sanitarias e iniciativas comunitarias destinadas a la cura pastoral de enfermos y del personal sanitario.

Monseñor Robert Vitillo, asesor de Caritas Internationalis en la delegación de la Santa Sede ante las Naciones Unidas en Ginebra explica a Radio Vaticano que la ayuda es para toda la población y no sólo para los cristianos.

Además, Mons. Vitillo recuerda los recientes llamados del Papa a la oración y a la ayuda concreta en esta crisis de Ébola. En concreto, el Obispo de Roma ha sugerido crear una red de solidaridad para estos países más tocados por el Ébola.

Para Radio Vaticano, MTC

(from Vatican Radio)