Perros, periquitos y hámsteres unidos por una buena causa


Mascotas por la vida es una asociación aragonesa todavía incipiente. La puso en marcha María José para organizar, de manera esporádica, acciones solidarias en las que participaran juntas personas y sus animales favoritos.

Me encantó todo lo que [el Papa] decía sobre los animales, que son criaturas de Dios y cómo tenemos que cuidarlos

“Desde pequeña me han gustado los animales, aunque nunca me había planteado organizar algo de este estilo –afirma– pero, hace un año y medio, me llegó al corazón la encíclica Laudato Si´, en la que el Papa Francisco habla del amor a la Naturaleza. Me encantó todo lo que decía sobre los animales, que son criaturas de Dios y cómo tenemos que cuidarlos. Para mí eso es algo muy fácil porque me sale de dentro. Hay un momento del texto en el que Francisco nos anima a los que amamos el mundo animal, a estar también muy pendientes de las personas que nos rodean”.

María José es del Opus Dei desde hace más de 20 años. “Siempre he tenido muy en la cabeza el consejo de san Josemaría de apoyar al Papa en lo que esté pidiendo a los cristianos en cada momento. Muchas veces no he sabido cómo hacerlo, pero leyendo la Laudato si, pensé que quizá en esto sí que podría aportar algo”.

María José es del Opus Dei desde hace más de 20 años. “Siempre he tenido muy en la cabeza el consejo de san Josemaría de apoyar al Papa en lo que esté pidiendo a los cristianos en cada momento”.

En enero del año pasado creó una página de Facebook, para recordar a los amantes de los animales que no podían cuidar de sus mascotas y olvidarse de las personas que les rodean.

Fue un buen comienzo, pero había que pasar a la acción y no sabía cómo. Unos meses más tarde, yendo a una feria en Monzón, un pueblo cercano al suyo, descubrió un estand de La sonrisa de Hugo. Hugo es un niño de 4 años que vive en Barbastro y tiene una enfermedad rara, que requiere una alta financiación para su tratamiento. María José vio el estand y se acercó. “Me hacía mucha ilusión conocer a Hugo y saludar a su madre si estaba por allí, porque llevaba un tiempo guardando tapones de botellas a favor de La Sonrisa de Hugo. Al conocerle, pensé que tenía que hacer algo por él”.

El pasado 22 de octubre, más de 60 perros con sus dueños recorrieron 5 km y pasaron un día de estupendo

Y para Hugo fue el primer evento organizado por “Mascotas por la vida”: una Marcha Canina en Barbastro. A Laura, la madre del pequeño, le encantó la iniciativa. El pasado 22 de octubre, más de 60 perros con sus dueños recorrieron 5 km y pasaron un día de estupendo. “Conseguí algo que para mí es muy importante: unir el cariño a los animales, con salir al paso de una necesidad concreta de una persona que vive cerca de mí”, confiesa María José. “Además de pasarlo en grande –nosotros y nuestras mascotas– entre todos donamos una buena cantidad de dinero a favor de la enfermedad de Hugo”.

La Sonrisa de Hugo organiza una #marcha canina #solidaria el domingo 22 de octubre en #Barbastro … Participa! @lasonrisadehugo pic.twitter.com/We2prPkKiz
— Santy Conde (@SeisDoble26) 13 de octubre de 2017

La Marcha Canina fue sólo el comienzo pero, poco a poco, María José quiere seguir aportando su ayuda a distintas causas solidarias. Y ya ha comenzado la segunda: el 17 de enero se celebra el día de San Antón, patrón de los animales. “En muchos pueblos de mi zona se organizan las tradicionales bendiciones de los animales y desde “Mascotas por la vida” quería aprovechar la ocasión para darle un tinte solidario”.

Por eso, esos días, a través de su página de Facebook, organizó una recogida de alimentos, que repartirán en varios comedores sociales. Una iniciativa muy sencilla pero que nos ayuda a recordar que todos somos parte de esta “casa común”.