(RV).- «Según la antigua tradición de la Iglesia, durante la Cuaresma se entrega el Evangelio a quienes se preparan para el Bautismo; así yo hoy lo ofrezco a ustedes que están en la Plaza un Evangelio de bolsillo». En ocasión de la oración dominical del Ángelus y también en varias otras ocasiones, el Papa Francisco ha instado repetidamente a los fieles a llevar siempre consigo un pequeño Evangelio de bolsillo para releer y meditar las palabras y acciones de Jesús, especialmente las mencionadas en la liturgia del día en las que el Papa desarrollado sus reflexiones.

Para ayudar poner en práctica esta invitación, este domingo en la Plaza de San Pedro, con motivo del Ángelus, se distribuyeron gratuitamente a los fieles reunidos en la plaza miles de evangelios tamaño de bolsillo (50,000).

La iniciativa, similar a la de la Misericordina, las Oraciones, y Custodia tu corazón, se hace por voluntad del Papa por la Limosnería Apostólica con la colaboración de un gran número de voluntarios: 300 personas sin hogar, seminaristas de Seminarios romanos, Hermanas de la Madre Teresa y otras religiosas. La Limosnería Apostólica debe ser de hecho el brazo del Papa para la caridad no sólo material, sino también espiritual.

El Evangelio donado por el Papa e impreso por la tipografía del Vaticano, contiene los cuatro Evangelios y los Hechos de los Apóstoles, y se abre con la cita de las palabras de Francisco en la Exhortación Apostólica Evangelii Gaudium: «La alegría del Evangelio llena el corazón y la vida entera de los que se encuentran con Jesús»; en la cubierta interior contiene las indicaciones para recitar la «Coronilla de la Misericordia», y en la tercera página de la tapa, contiene la Oración del Beato J. Newman: «Querido Jesús…», que la Santísima Madre Teresa recomienda a las hermanas rezar cada día. 

(GM – RV)

 

(from Vatican Radio)