Ciudad del Vaticano, 27 de marzo 2015 (VIS).-El Papa Francisco fue ayer tarde poco después de las 17,00 a la Capilla Sixtina para saludar a las ciento cincuenta personas sin hogar que en aquel momento la estaban visitando, por iniciativa de la Limosnería Apostólica Vaticana. Después de estrechar la mano a los que encontró a su paso se dirigió a todos diciendo: »Bienvenidos.Esta es la casa de todos, es vuestra casa. Las puertas están siempre abiertas para todos».
Posteriormente dio las gracias al arzobispo Konrad Krajewski, Limosnero Pontificio, por haber organizado esa visita que definió »una pequeña caricia» para los huéspedes. El Papa añadió: »Rezad por mi. Necesito la oración de personas como vosotros. Que el Señor os proteja, os acompañe en el camino de la vida y os haga sentir su tierno amor de Padre». A continuación saludó uno a uno a todos los presentes y departió con ellos unos 20 minutos.
Como informamos ayer, los huéspedes, después de la visita a los Museos Vaticanos y a la Capilla Sixtina, fueron a cenar al restaurante de los Museos Vaticanos y salieron del Vaticano por la puerta del Petriano.
Por deseo del Papa no hubo ningún reportaje fotográfico o vídeo oficial del evento.