Llenar el tiempo libre de los hijos con actividades divertidas pero que les aporten valor, es un reto para los padres. Buscar ese espacio de ocio, donde los hijos lo pasaran bien y recibieran formación, es lo que motivó a unos cuantos padres y madres a empezar la Asociación Villanúa. La idea estaba inspirada en san Josemaría, quien promovió cientos de iniciativas como esta en los cinco continentes. Desde que en 1992 comenzó Villanúa, van participando muchas chicas y sus familias, pero siguen siendo los padres y madres quienes mantienen viva la asociación.

El baloncesto es una de las actividades con más tradición y que, como todos los deportes, promueve muchos valores: esfuerzo, trabajo en equipo, fortaleza, afán de superación, deportividad,…, que ayudan a los jóvenes a crecer y a mejorar como personas.

Y en torno al baloncesto surge la Basket party 3×3, una competición, abierta a chicas de muchos colegio y a sus familias, donde juegan al baloncesto a lo largo de todo una jornada.

Se forman equipos de tres contra tres, jugando cuatro partidos simultáneamente en las pistas, de manera que todas compiten contra todas de su misma categoría.

Es un ir y venir ininterrumpido de canastas, triples, mates, risas, pitidos,…al ritmo de la trepidante música y de la motivación del speaker Juan Herminio, padre de varias asociadas.

El éxito de la Basket party es, sin duda, el resultado del trabajo desinteresado del equipo de padres, madres, entrenadoras, coordinadoras,… sin las que no saldrían adelante este tipo de iniciativas. Son varias semanas de preparativos en las que cada uno aporta lo que puede: búsqueda de sponsors, el equipo de música, las camisetas, la barbacoa, los trofeos, las mesas y sillas,… y así, en equipo, construyen una fiesta en la que todos ganan.