Ciudad del Vaticano, 18 de mayo 2015 (VIS).-»Os doy una misión. Rezad a las dos nuevas santas por la paz en vuestra tierra, para que acabe esta guerra interminable y haya paz entre los pueblos», ha dicho el Papa Francisco recibiendo esta mañana a las religiosas Carmelitas de Belén y de Oriente Medio y a las Hermanas del Rosario que han venido a Roma para asistir a la canonización de María de Jesús Crucificado y Maríe Alphonsine Danil Ghattas.
»Rezad también -ha añadido- por los cristianos perseguidos, arrojados de sus casas, de sus tierras y víctimas de la persecución »de guante blanco»: Está escondida, pero se lleva a cabo. Persecución » de guante blanco» y terrorismo »de guante blanco». Rezad tanto por la paz».
El Santo Padre, que ha saludado a las religiosas en un intervalo de su reunión con los jefes de dicasterio de la Curia Romana, las ha invitado a rezar, cada una en su idioma, un Ave María con él.