El Papa recibe a un grupo de niños enfermos: »Sois los héroes de la vida»

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando…

Ciudad del Vaticano, 30 de mayo 2015 (VIS).- Ayer tarde en la capilla de la Casa de Santa Marta, el Papa recibió a un grupo de veinte niños gravemente enfermos, acompañados por sus padres y por algunos voluntarios y responsables de la asociación Unitalsi que organiza su peregrinación a Lourdes y Loreto. La mayor parte de los niños tenía entre 7 y 14 años, pero también había algunos pequeños de dos y tres años.

El Papa se acercó cariñosamente a todos ellos. Después, una niña le recordó que hace dos años también se reunió con otro grupo de niños enfermos, algunos de los cuales han fallecido y aseguró a Francisco que todos habían rezado por él como en aquella ocasión les pidió.

El padre de otro pequeño relató los difíciles embarazos de su esposa, que estaba presente, y la experiencia de haber decidido dar a luz a su hijo, a pesar de su enfermedad y del consejo de abortar y afirmó su convicción de que Dios los había llamado a una vocación de amor más grande.

A continuación intervino el Santo Padre que habló del misterio del sufrimiento de los niños: »Es una pregunta que me planteo tantas veces y como yo tantos de vosotros -dijo- ¿Por qué sufren los niños? …Y no hay explicaciones…Solo miro a Dios y pregunto : ¿Pero por qué? Y mirando la Cruz …digo:»¿Por qué está tu Hijo ahí, por qué?. Es el misterio de la Cruz…Muchas veces pienso también en la Virgen cuando le llevaron el cuerpo muerto de su Hijo…. Y tampoco ella entendía…Porque recordaba lo que había dicho el Angel: »El será rey, será grande..» Y dentro de sí, seguramente con ese cuerpo herido en los brazos, que sufrió tanto antes de morir, habrá tenido ganas de decir al Angel: »¡Mentiroso, me has engañado!». Tampoco ella tenía respuestas».

»No tengáis miedo de pedir, incluso de desafíar al Señor con vuestros »¿Por qué?» -exclamó- Quizás no llegará ninguna explicación pero su mirada de Padre os dará fuerza para seguir…La única explicación que podrá daros será: »También mi Hijo sufrió». Esa es la explicación. Lo más importante es la mirada. Esa es vuestra fuerza, la mirada amorosa del Padre».

»En un mundo donde es tan normal vivir la cultura del descarte- lo que no está bien se descarta- lleváis adelante esta situación …con heroísmo…Sois los pequeños héroes de la vida…Os agradezco vuestro ejemplo. -afimó el Pontífice emocionado- Rezo por vosotros, por estos sentimientos de alegría y dolor… todos mezclados…Y el Señor sabe consolar este dolor de forma especial…».

La reunión en la capilla terminó con el rezo de un Ave María y con la bendición, pero el Papa prosiguió el encuentro hablando con cada uno de los niños y sus padres y con todo el grupo que dejó la Casa de Santa Marta pasadas las 18.00


Ciudad del Vaticano, 30 de mayo 2015 (VIS).- Ayer tarde en la capilla de la Casa de Santa Marta, el Papa recibió a un grupo de veinte niños gravemente enfermos, acompañados por sus padres y por algunos voluntarios y responsables de la asociación Unitalsi que organiza su peregrinación a Lourdes y Loreto. La mayor parte de los niños tenía entre 7 y 14 años, pero también había algunos pequeños de dos y tres años.
El Papa se acercó cariñosamente a todos ellos. Después, una niña le recordó que hace dos años también se reunió con otro grupo de niños enfermos, algunos de los cuales han fallecido y aseguró a Francisco que todos habían rezado por él como en aquella ocasión les pidió.
El padre de otro pequeño relató los difíciles embarazos de su esposa, que estaba presente, y la experiencia de haber decidido dar a luz a su hijo, a pesar de su enfermedad y del consejo de abortar y afirmó su convicción de que Dios los había llamado a una vocación de amor más grande.
A continuación intervino el Santo Padre que habló del misterio del sufrimiento de los niños: »Es una pregunta que me planteo tantas veces y como yo tantos de vosotros -dijo- ¿Por qué sufren los niños? …Y no hay explicaciones…Solo miro a Dios y pregunto : ¿Pero por qué? Y mirando la Cruz …digo:»¿Por qué está tu Hijo ahí, por qué?. Es el misterio de la Cruz…Muchas veces pienso también en la Virgen cuando le llevaron el cuerpo muerto de su Hijo…. Y tampoco ella entendía…Porque recordaba lo que había dicho el Angel: »El será rey, será grande..» Y dentro de sí, seguramente con ese cuerpo herido en los brazos, que sufrió tanto antes de morir, habrá tenido ganas de decir al Angel: »¡Mentiroso, me has engañado!». Tampoco ella tenía respuestas».
»No tengáis miedo de pedir, incluso de desafíar al Señor con vuestros »¿Por qué?» -exclamó- Quizás no llegará ninguna explicación pero su mirada de Padre os dará fuerza para seguir…La única explicación que podrá daros será: »También mi Hijo sufrió». Esa es la explicación. Lo más importante es la mirada. Esa es vuestra fuerza, la mirada amorosa del Padre».
»En un mundo donde es tan normal vivir la cultura del descarte- lo que no está bien se descarta- lleváis adelante esta situación …con heroísmo…Sois los pequeños héroes de la vida…Os agradezco vuestro ejemplo. -afimó el Pontífice emocionado- Rezo por vosotros, por estos sentimientos de alegría y dolor… todos mezclados…Y el Señor sabe consolar este dolor de forma especial…».
La reunión en la capilla terminó con el rezo de un Ave María y con la bendición, pero el Papa prosiguió el encuentro hablando con cada uno de los niños y sus padres y con todo el grupo que dejó la Casa de Santa Marta pasadas las 18.00