Ciudad del Vaticano, 25 de junio de 2015 (Vis).-El Santo Padre ha enviado un telegrama de pésame al Sínodo Patriarcal del Patriarcado de Cilicia de los Armenios (Beirut) con motivo del repentino fallecimiento del Patriarca, Su Beatitud Nerses Bedros XIX Tarmouni, a los 75 años.
El Papa da su más triste pésame a los fieles del Patriarcado tan duramente probados y recuerda la estrecha colaboración con el fallecido, uno de cuyos frutos más destacados ha sido la reciente declaración de San Gregorio de Narek como Doctor de la Iglesia.

»Encomiendo al Padre misericordioso -escribe el Pontífice- el alma de este pastor fiel que, como sacerdote se entregó incansablemente al servicio de las comunidades de las que era responsable, y posteriormente, como obispo desempeñó con fe y celo su ministerio, primero en Alejandría y luego como Patriarca de Cilicia de los Armenios. Me uno, con la plegaria, a todos los afectados por esta repentina desaparición y de todo corazón, envío mi bendición apostólica, en particular a los obispos del Patriarcado de Cilicia de los Armenios, a la familia del difunto y a todas las personas que asistan a la liturgia fúnebre».