(RV).- Sobre las nueve de la mañana de este domingo partía desde el aeropuerto romano de Fiumicino el avión que lleva a Francisco hasta la capital ecuatoriana, donde llega después de 13 horas de vuelo habiendo recorrido más de 10.000 kilómetros.

A su llegada a Quito será recibido por una ceremonia de bienvenida en el aeropuerto internacional «Mariscal Sucre», donde pronunciará su primer discurso. En Ecuador estará hasta el miércoles 8 y también visitará Guayaquil. La siguiente etapa será Bolivia, donde estará hasta el día 10 de julio y visitará las ciudades de La Paz y Santa Cruz de la Sierra. La última fase de este periplo por Latinoamérica será Paraguay, desde donde volverá a Roma el día 12 de julio. Éste es el noveno viaje apostólico de Papa Francisco, y el segundo a América Latina, después de que en 2013 participara en la Jornada Mundial de la Juventud de Río de Janeiro.

Como suele hacer el Papa Francisco antes de emprender un viaje, fue a rezar a Santa María la Mayor la tarde del sábado para encomendar a la Virgen su visita a América Latina. Delante de la imagen de la Madre de Dios dejó un racimo de flores con los colores de las banderas de las tres naciones que visitará.

Los países que sobrevuela hasta llegar a Ecuador son Italia, España, Portugal, Trinidad y Tobago, Venezuela, Colombia y Ecuador, y cómo es habitual el Santo Padre envía un telegrama a todos ellos mostrándoles su afecto y su cercanía. 

(MZ-RV) 

(from Vatican Radio)