La intención de oración universal del Papa Francisco para el mes de julio es: »Para que sean respetados los pueblos indígenas amenazados en su identidad y hasta en su misma existencia».

Su intención evangelizadora es: »Para que la Iglesia de América Latina y el Caribe, a través de la misión continental, anuncie con ímpetu y entusiasmo renovado el Evangelio».