Balance financiero consolidado de la Santa Sede y balance de la Gobernación del Estado de la Ciudad del Vaticano

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

Ciudad del Vaticano, 16 de julio de 2015 (Vis).-Durante la última reunión del Consejo de Economía el pasado 14 de julio, el cardenal George Pell y el personal de la Secretaría de Economía presentaron el balance financiero consolidado de la Santa Sede y el balance de la Gobernación. Ambos han sido preparadas por la Prefectura para los Asuntos Económicos, y examinados y verificados por la Secretaría, el Comité de Auditoría y el auditor externo.

Se observó que 2014 fue un año de transición hacia las nuevas políticas de Administración Financiera basadas en los Estándares Internacionales de Contabilidad del Sector Público (IPSAS). Los balances del 2014 se prepararon sobre la base de las estándares de contabilidad precedentes y del perímetro de consolidación anterior (que incluye 64 entes de la Santa Sede). De todas formas, se solicitó a los responsables que incluyesen todos los activos y pasivos y que dieran garantías adecuadas de integridad y exactitud. En el contexto de la labor realizada por el auditor externo, se solicitó la confirmación de saldos a terceros, de acuerdo con la práctica habitual de revisión, de manera que todas las cantidades pudieran verificarse independientemente. Para incluir todos los activos y pasivos en los balances de fin de año y prepararse para las nuevas políticas, era necesario efectuar una serie de registros contables, que difícultan la comparación directa con los datos de 2013. Donde ha sido necesario, los datos principales de comparación han sido facilitados al Consejo.

El camino de la transición a las nuevas políticas prosigue satisfactoriamente y la Secretaría ha constatado que el interés y la cooperación de los diferentes entes son muy positivos. Los balances de 2014 son el resultado de una enorme cantidad de trabajo del personal de muchos organismos de la Santa Sede, en particular, de la Prefectura para los Asuntos Económicos y de la Secretaría de Economía, y los miembros del Consejo expresan su gratitud sea por la labor rigurosa y profesional, como por el esfuerzo en la implementación de las reformas financieras aprobadas por el Santo Padre.

El balance de la Santa Sede en 2014 indica un déficit de 25.621.000 euros muy cerca del déficit de 24.471.000 euros registrado en 2013. Si se aplica también a los resultados de 2013 el mismo tratamiento contable utilizado para 2014, el déficit en 2013 habría sido de 37.209.000 euros, por lo tanto con una mejora en 2014 en gran parte debido a las buenas inversiones de la Santa Sede. Las entradas principales de 2014, además de las inversiones, incluyen las contribuciones efectuadas según el canon 1271 del Código de Derecho Canónico (21 millones de euros ) y la contribución del Instituto para las Obras de Religión (50 millones de euros).

El patrimonio neto se incrementó en 939 millones de euros , como resultado de los ajustes realizados para incluir todos los activos y pasivos en el cierre financiero del 2014. Para las entidades comprendidas en el perímetro de consolidación, los activos administrados previamente fuera del balance ascendían a 1.114 millones de euros, mientras los pasivos eran 222 millones de euros. La situación financiera del Fondo de Pensiones no se refleja en el balance, pero en el mismo se afirma que se solicitará al nuevo Consejo del Fondo de Pensiones una actualización de la situación.

Como en años anteriores, el gasto más significativo incluido en el balance de la Santa Sede es el costo de personal (126,6 millones de euros), con 2.880 empleados en los 64 entes incluidos en el perímetro de consolidación.

El Balance 2014 de la Gobernación registró un superávit de 63. 519. 000 euros, una mejora significativa en comparación con 2013 (33.042.000 euros), debido principalmente a los importantes ingresos recurrentes derivados de las actividades culturales (especialmente los Museos) y a las buenas inversiones. El patrimonio neto se incrementó en 63,5 millones de euros y no fue necesario realizar ningún ajuste en los activos o pasivos en el balance de cierre de 2014. El Balance indica que la plantilla total de la Gobernación asciende a 1.930 unidades.

Tras la reunión del Consejo para la Economía, la Secretaría de Economía fue informada de que el auditor externo confirmó la publicación de un informe de auditoría favorable (clear audit certificate) para el balance de la Santa Sede y de la Gobernación.

Asimismo, se presentó al Consejo una actualización sobre los presupuestos para 2015. Los presupuestos se han preparado de acuerdo con las nuevas políticas de administración financiera, aprobadas el año pasado por el Santo Padre. A finales de mayo el Consejo recibió una propuesta detallada de presupuestos redactada por la Secretaría. La propuesta pone de relieve las actividades planificadas, así como la previsión de ingresos y gastos para 2015 e incluye recomendaciones específicas para cada uno de los 136 entes que figuran en la lista, tal como fue aprobado por el Santo Padre, que están sujetos al control y la supervisión del Consejo y de la Secretaría. Los presupuestos indican que es probable que los déficits registrados en los últimos años continuen también en 2015.

Los progresos en la implementación de las reformas exigidas por el Santo Padre proceden con rapidez, aunque la transición completa a las IPSAS probablemente tomará algunos años. Los presupuestos de 2015 y los balances del mismo año constituyen un primer paso importante. A partir de 2015, el balance financiero consolidado de la Santa Sede incluirá las nuevas prácticas y los nuevos entes, como requieren las nuevas políticas de administración financiera y los estándares IPSAS.


Ciudad del Vaticano, 16 de julio de 2015 (Vis).-Durante la última reunión del Consejo de Economía el pasado 14 de julio, el cardenal George Pell y el personal de la Secretaría de Economía presentaron el balance financiero consolidado de la Santa Sede y el balance de la Gobernación. Ambos han sido preparadas por la Prefectura para los Asuntos Económicos, y examinados y verificados por la Secretaría, el Comité de Auditoría y el auditor externo.
Se observó que 2014 fue un año de transición hacia las nuevas políticas de Administración Financiera basadas en los Estándares Internacionales de Contabilidad del Sector Público (IPSAS). Los balances del 2014 se prepararon sobre la base de las estándares de contabilidad precedentes y del perímetro de consolidación anterior (que incluye 64 entes de la Santa Sede). De todas formas, se solicitó a los responsables que incluyesen todos los activos y pasivos y que dieran garantías adecuadas de integridad y exactitud. En el contexto de la labor realizada por el auditor externo, se solicitó la confirmación de saldos a terceros, de acuerdo con la práctica habitual de revisión, de manera que todas las cantidades pudieran verificarse independientemente. Para incluir todos los activos y pasivos en los balances de fin de año y prepararse para las nuevas políticas, era necesario efectuar una serie de registros contables, que difícultan la comparación directa con los datos de 2013. Donde ha sido necesario, los datos principales de comparación han sido facilitados al Consejo.
El camino de la transición a las nuevas políticas prosigue satisfactoriamente y la Secretaría ha constatado que el interés y la cooperación de los diferentes entes son muy positivos. Los balances de 2014 son el resultado de una enorme cantidad de trabajo del personal de muchos organismos de la Santa Sede, en particular, de la Prefectura para los Asuntos Económicos y de la Secretaría de Economía, y los miembros del Consejo expresan su gratitud sea por la labor rigurosa y profesional, como por el esfuerzo en la implementación de las reformas financieras aprobadas por el Santo Padre.
El balance de la Santa Sede en 2014 indica un déficit de 25.621.000 euros muy cerca del déficit de 24.471.000 euros registrado en 2013. Si se aplica también a los resultados de 2013 el mismo tratamiento contable utilizado para 2014, el déficit en 2013 habría sido de 37.209.000 euros, por lo tanto con una mejora en 2014 en gran parte debido a las buenas inversiones de la Santa Sede. Las entradas principales de 2014, además de las inversiones, incluyen las contribuciones efectuadas según el canon 1271 del Código de Derecho Canónico (21 millones de euros ) y la contribución del Instituto para las Obras de Religión (50 millones de euros).
El patrimonio neto se incrementó en 939 millones de euros , como resultado de los ajustes realizados para incluir todos los activos y pasivos en el cierre financiero del 2014. Para las entidades comprendidas en el perímetro de consolidación, los activos administrados previamente fuera del balance ascendían a 1.114 millones de euros, mientras los pasivos eran 222 millones de euros. La situación financiera del Fondo de Pensiones no se refleja en el balance, pero en el mismo se afirma que se solicitará al nuevo Consejo del Fondo de Pensiones una actualización de la situación.
Como en años anteriores, el gasto más significativo incluido en el balance de la Santa Sede es el costo de personal (126,6 millones de euros), con 2.880 empleados en los 64 entes incluidos en el perímetro de consolidación.
El Balance 2014 de la Gobernación registró un superávit de 63. 519. 000 euros, una mejora significativa en comparación con 2013 (33.042.000 euros), debido principalmente a los importantes ingresos recurrentes derivados de las actividades culturales (especialmente los Museos) y a las buenas inversiones. El patrimonio neto se incrementó en 63,5 millones de euros y no fue necesario realizar ningún ajuste en los activos o pasivos en el balance de cierre de 2014. El Balance indica que la plantilla total de la Gobernación asciende a 1.930 unidades.
Tras la reunión del Consejo para la Economía, la Secretaría de Economía fue informada de que el auditor externo confirmó la publicación de un informe de auditoría favorable (clear audit certificate) para el balance de la Santa Sede y de la Gobernación.
Asimismo, se presentó al Consejo una actualización sobre los presupuestos para 2015. Los presupuestos se han preparado de acuerdo con las nuevas políticas de administración financiera, aprobadas el año pasado por el Santo Padre. A finales de mayo el Consejo recibió una propuesta detallada de presupuestos redactada por la Secretaría. La propuesta pone de relieve las actividades planificadas, así como la previsión de ingresos y gastos para 2015 e incluye recomendaciones específicas para cada uno de los 136 entes que figuran en la lista, tal como fue aprobado por el Santo Padre, que están sujetos al control y la supervisión del Consejo y de la Secretaría. Los presupuestos indican que es probable que los déficits registrados en los últimos años continuen también en 2015.

Los progresos en la implementación de las reformas exigidas por el Santo Padre proceden con rapidez, aunque la transición completa a las IPSAS probablemente tomará algunos años. Los presupuestos de 2015 y los balances del mismo año constituyen un primer paso importante. A partir de 2015, el balance financiero consolidado de la Santa Sede incluirá las nuevas prácticas y los nuevos entes, como requieren las nuevas políticas de administración financiera y los estándares IPSAS.