(RV).- Estar «preparados a escuchar los signos de destrucción y de muerte que acompañan el camino de la humanidad, sensibilizando a las instituciones para que el sistema económico no esté orientado exclusivamente al consumo de los recursos naturales y de los seres humanos sino promueva la realización total de toda persona y un auténtico desarrollo». Es la exhortación del Papa Francisco contenida en su mensaje enviado, a través de la Secretaría de Estado, al convenio «Ecología integral. Laudato Si’ – Los jóvenes protagonistas del cambio», promovido por los ministerios del Ambiente italiano y polaco, la Universidad Papa Juan Pablo II de Cracovia, la Fundación Juan Pablo II, la Fundación «Príncipe Alberto II» de Mónaco y el Comité organizador de la JMJ de Cracovia.

Una iniciativa, afirma el texto leído en el encuentro por el arzobispo de Cracovia, card. Stanislaw Dziwisz, que «ayuda a reflexionar sobre la responsabilidad común de custodios de la creación en el diseño de Dios inscrito en la naturaleza». El Papa Francisco «exhorta a considerar que la Creación es un don maravilloso de Dios para ser utilizado en beneficio de todos. Es necesario comenzar desde nuestra cotidianidad si queremos cambiar estilos de vida y reduciendo los derroches, conscientes que también los pequeños gestos pueden garantizar la sostenibilidad y el futuro de la familia humana».

(RC-RV)

(from Vatican Radio)