La intención de oración universal del Papa Francisco para el mes de septiembre es «que cada uno contribuya al bien común y a la construcción de una sociedad que ponga al centro la persona humana».

La intención para la evangelización consiste en que «los cristianos, participando en los Sacramentos y meditando la Sagrada Escritura lleguen a ser siempre mas conscientes de su misión evangelizadora».