(RV).- «Fue impresionante ver cómo se iban desatando de sus falsas posturas y cómo, abriéndole su corazón al Papa, se encontraban entre ellos». Es todavía la emoción del encuentro la que acompaña al profesor José María del Corral, Director de la Red Mundial de Escuelas para el Encuentro, cuando realizamos la entrevista en los estudios de Radio Vaticano, luego de que acompañara a los alumnos de Cuba y EE.UU. en la transmisión que se realizó pocas horas antes del X Viaje Apostólico Internacional del Papa Francisco a ambos países.

«Esta iniciativa es un continuar el trabajo que nos encomendó en su momento Jorge Mario Bergoglio hoy Papa Francisco, para integrar a chicos de distintas religiones, distintas culturas, regiones y países. El Papa cree que la educación es el puente y mientras otros construyen muros nosotros tenemos que construir puentes. Él cree que los jóvenes son capaces de construir estos puentes».

«Nosotros acompañamos al Santo Padre haciendo la ‘previa’ de su viaje a Paraguay», explica el profesor; «el gobierno de Paraguay nos encomendó un trabajo en los Bañados, la zona más marginal y más conflictiva por el nivel de violencia y por las drogas, adonde el Papa quiso ir. Allí trabajamos durante semanas con doscientos cincuenta adolescentes, sobre las problemáticas que ellos eligieron».

Así es como siguiendo este mismo trabajo que ya se ha realizó en otras regiones y países, dice Del Corral, «quisimos hacer lo mismo, aunque con un grado de dificultad y complejidad mayor, con un grupo de estudiantes de La Habana y de EE.UU». «Fue un trabajo difícil porque no todos quieren construir puentes», afirmó el profesor, «pero en ese camino se dio lo que yo llamo ‘el milagro de Papa Francisco’», y es así como pocas horas antes de su X Viaje Apostólico el Papa pudo encontrarse con los estudiantes de ambos países.

Por otra parte, acerca de la plataforma lanzada para la ocasión, el Director de Scholas explica el titánico proyecto:

«Sobre lo que es la plataforma, cuando lanzamos el 13 de agosto de 2013 Scholas Ciudadanía, la versión internacional de la experiencia que el Papa había realizado en Buenos Aires, y se entrega el olivo que representa la paz y el encuentro, se arman cuatro líneas de trabajo».

La primera, la línea del Olivo, es para «transmitir los valores de la cultura del encuentro». A través de esa línea, «los artistas y deportistas son promotores de esos valores». En la segunda el protagonismo es de los jóvenes: «a través del programa Scholas Ciudadanía los chicos de diferentes escuelas y culturas realizan distintos trabajos». «La tercera línea es la de apoyar a otros proyectos que comparten los mismos valores y la misma mirada»; y la cuarta para «integrar todas las escuelas a través de la tecnología».

Ya son más de cuatrocientas mil las redes de escuelas presentes en setenta y un países: «escuelas públicas, musulmanas, judías, evangélicas, laicas». Una red inmensa que es reflejo, afirma el Director Global de la Red Mundial de Escuelas para el Encuentro, del liderazgo mundial del Papa Francisco.

Asimismo, José María del Corral explica que «desde Scholas Social se vio la necesidad de crear Scholas Labs», el laboratorio en el que los chicos pueden acercar iniciativas con fines sociales, gratuitas, y en donde otras empresas pueden colaborar para brindar soluciones tecnológicas a problemáticas sociales en las comunidades, como por ejemplo, la del agua potable.

Así se presenta el proyecto Scholas Ciudadanía virtual, es decir, «además de las experiencias en el terreno que hacían los chicos sobre sus problemáticas», la idea es la de «conectar las experiencias de distintas partes del mundo para que, juntos, armen un proyecto para un mundo distinto».

Concluyendo la entrevista al profesor comprometido en la educación mundial, le pedimos unas palabras para la audiencia mundial de Radio Vaticana:

Por un lado «decirle a los docentes, mis colegas que recuperemos ilusión de seguir educando, que nos demos cuenta que está en nosotros cambiar la educación, no en los ministros. Y que tenemos la posibilidad de hacerlo. Es una cuestión de voluntad, de decisión y de organizarse. Es posible. Los chicos necesitan que nosotros los adultos, demos ese paso. La educación no es sólo un tema de los docentes y de las escuelas sino que es la sociedad la que debe hacerse cargo, los gobernantes, los padres, los policías, los médicos, todos. Es la sociedad la que tiene que educar».

Por último, afirma Del Corral, «no voy a ser nada objetivo»: quiero decir que estoy feliz que el Papa pueda liderar un movimiento mundial de jóvenes», porque, explica, «el joven que le dijo al Papa ‘vemos en vos un líder nuestro’… era un chico de Nueva York, que no es católico».

(GM – RV)

 

(from Vatican Radio)