Ciudad del Vaticano, 9 octubre 2015 (VIS).- ”Quiero invitaros a dedicar la oración de hoy a la reconciliación y la paz en Oriente Medio ”. Es la exhortación que el Santo Padre ha dirigido esta mañana a los Padres Sinodales al abrir en el Vaticano la cuarta Congregación General de la XIV Asamblea General Ordinaria del Sínodo de los Obispos. El Papa ha lanzado también un llamamiento a la Comunidad Internacional para resolver los conflictos en curso, y ha hecho extensiva su oración a todas ”las zonas de África que están pasando por situaciones similares de conflicto”.
”Con gran dolor y profunda preocupación -ha dicho- seguimos cuanto sucede en Siria, Iraq, Jerusalén y Cisjordania, donde está en curso una escalada de violencia que involucra a civiles inocentes y continúa alimentando una crisis humanitaria de enormes proporciones. La guerra trae destrucción y multiplica el sufrimiento del pueblo. La esperanza y el progreso solo se consiguen con opciones de paz. Unámonos, por lo tanto, en una oración intensa y confiada al Señor, una oración que sea al mismo tiempo expresión de solidaridad hacia los hermanos patriarcas y los obispos aquí presentes que provienen de estas regiones, a sus sacerdotes y fieles así como a todos sus habitantes”.

”Al mismo tiempo dirijo, con el Sínodo un ferviente llamamiento a la Comunidad para que encuentre el modo de ayudar eficazmente a las partes interesadas, a ampliar sus horizontes más allá de los intereses inmediatos y a utilizar los instrumentos del derecho internacional y la diplomacia, para resolver los conflictos en curso”.