(RV).- En el dormitorio ‘Don de la Misericordia’, el Papa Francisco fue recibido con gran alegría y conmoción y saludó con cariño y cercanía a cada uno de los treinta huéspedes de esta estructura, que acoge a hombres sin hogar. El Santo Padre fue acogido por el Limosnero Pontificio, Mons. Konrad Krajewski, con el Prepósito General de los jesuitas, Padre Adolfo Nicolás, el Padre Joaquín Barrero Díaz, Superior de la Comunidad de la misma Curia General, y las tres Misioneras de la Caridad de la Madre Teresa de Calcuta y los voluntarios que las ayudan.

Después de los trabajos del Sínodo de la familia –  el 15 de octubre,  a las siete de la tarde –  el Obispo de Roma visitó el albergue benéfico, pocos días después de su inauguración, que recordamos fue el 7, en la memoria litúrgica de Nuestra Señora del Rosario.   

Recordamos también que esta estructura se llama ‘Don de la Misericordia’. ‘Don’, porque – como explica un comunicado de la Limosnería Apostólica – es un regalo que la Curia General de la Compañía de Jesús ha ofrecido al Papa, respondiendo al llamamiento pontificio de alojar en los inmuebles de propiedad de las comunidades y órdenes religiosas a las personas necesitadas. Y ‘Misericordia’, porque misericordia es el segundo nombre del amor, que se expresa a través de gestos concretos y generosos.

Como ya se anunció, la Limosnería Apostólica tiene a su cargo este dormitorio, que puede acoger a 34 hombres, por una permanencia máxima de 30 días, que incluye la posibilidad de cenar en la cercana Casa ‘Don de María’, en el Vaticano, administrada asimismo por las religiosas de la Madre Teresa, que desde 1988, ofrece la posibilidad de pasar la noche a mujeres necesitadas, con 50 camas a disposición.

(CdM – RV)

(from Vatican Radio)