Una Iglesia sin fronteras, madre de todos, recuerda el Papa

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

Actividades de la Santa Sede

(RV).- “Una Iglesia sin fronteras, madre de todos”. Así se titula el Mensaje del Papa para la Jornada Mundial del emigrante y del refugiado que se celebrará el 18 de enero del próximo año 2015, y que fue presentado el pasado 23 de septiembre en la Ciudad del Vaticano.

El Pontífice comienza su Mensaje recordando que Jesús “es el evangelizador por excelencia y el Evangelio en persona”, tal como él mismo lo ha escrito en su Exhortación apostólica Evangelii gaudium (209). Y explica que su solicitud especial por los más vulnerables y excluidos nos invita a todos a cuidar a las personas más frágiles y a reconocer su rostro sufriente, sobre todo en las víctimas de las nuevas formas de pobreza y esclavitud. Tras destacar que el Señor dice: “Tuve hambre y me dieron de comer, tuve sed y me dieron de beber, fui forastero y me hospedaron, estuve desnudo y me vistieron, enfermo y me visitaron, en la cárcel y vinieron a verme” (Mt 25, 35-36).

El Papa Bergoglio escribe que, por tanto, es misión de la Iglesia, peregrina en la tierra y madre de todos, amar a Jesucristo, adorarlo y amarlo especialmente en los más pobres y desamparados; entre los cuales ciertamente están los emigrantes y los refugiados, que intentan dejar atrás difíciles condiciones de vida y todo tipo de peligros.

(María Fernanda Bernasconi – RV).

(from Vatican Radio)

Más anécdotas: