Ciudad del Vaticano, 3 de noviembre de 2015 (Vis).-El Papa Francisco, a través del cardenal Secretario de Estado, Pietro Parolin, ha enviado un telegrama de pésame al Presidente de Rumania, Klaus Werner Iohannis, con motivo del incendio, el pasado fin de semana de una discoteca en Bucarest en el que fallecieron 27 personas y otras 180 resultaron heridas.

El Santo Padre expresa su profundo dolor por la pérdida de tantos jóvenes y asegura su cercanía espiritual a los familiares de las víctimas, a las autoridades gubernamentales y a toda la nación, confiando a la misericordia del Señor a todos los fallecidos en un evento tan dramático.