La Fiesta de la Rosa de Rialb, donde “recomenzó el Opus Dei”

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

San Josemaría pasaba unos días con una gran pena porque quería conocer la voluntad de Dios en el camino del Opus Dei. Como recordó el
Vicario delegado del Opus Dei en Cataluña, D. Antoni Pujals, en la homilía de la Santa Misa san Josemaría tuvo muchas dudas y no sabía qué le pedía Dios en aquellos momentos: si continuar el viaje hacia Andorra y Francia o bien regresar a Madrid para apoyar a algunos miembros del Opus Dei que había dejado atrás y a su familia.

“Era una pena profundísima”, explicó D. Antoni, y para tenerlo claro recurrió, como en tantas otras ocasiones, a la Virgen a quien pidió una prueba. Fue cuando el 22 de noviembre de 1937 encontró en el suelo de la iglesia de Pallerols de Rialb una rosa de madera y entendió que la voluntad de Dios era que continuara su viaje hacia Andorra y Francia. Así, continuó D. Antoni, es como “recomenzó el Opus Dei”, un camino de santidad que quiere que los que siguen a san Josemaría sean “sembradores de paz y de alegría”. Tras encontrar la rosa, san Josemaría pasó de una pena muy grande a una alegría desbordante.

El sábado 22, celebró la Santa Misa D. Antoni Pujals, y concelebraron el rector de Ponts, don Jaime Mayoral, y el encargado de la parroquia de la Baronia de Rialb, don Bonifacio Fortuny, junto con cuatro sacerdotes más llegados de Pamplona, estudiantes de Licenciatura de Teología de la Universidad de Navarra. Estuvieron presentes el alcalde de la Baronia de Rialb, Ilmo. Pere Prat Torra, y los miembros de la
Asociación de Amigos del Camino de Pallerols de Rialb a Andorra así como numerosas personas procedentes de Cataluña y de Andorra.

Antes de la Santa Misa, cantada por la Coral del Colegio Canigó (Barcelona), se paseó la imagen de la Virgen del Rosario en procesión por los alrededores de la iglesia parroquial cantando los Gozos de la Virgen, en los que se incluye una estrofa que recuerda el encuentro de la rosa por san Josemaría y que dice: “Si en todo pesar se pone una noche de oscuridad y duelo, en Pallerols una rosa la desazón mudó en consuelo. A la Virgen vio en este asunto san Josemaría: la Señora le ofrecía una rosa del Rosal”.

Terminada la Santa Misa se rezó por los difuntos de la Baronía. La jornada terminó con el rezo del Santo Rosario y la veneración de la reliquia de San Josemaría.

Álbum de fotos.

El Camino de Andorra (vídeo desde un helicóptero)

Más anécdotas: